Cadena de Favores

08/05/2012

Cadena de Favores

PELÍCULA RECOMENDADA POR CINEMANET

Título Original: Pay it Forward
Año de producción: 2000
País: EEUU
Dirección: Mimi Leder
Intérpretes: Kevin Spacey, Helen Hunt, Haley Joel Osment, Jay Mohr, James Caviezel (AKA Jim Caviezel), Jon Bon Jovi, Angie Dickinson
Guión: Leslie Dixon
Música: Thomas Newman
Fotografía: Oliver Stapleton
Distribuidora en cine: Warner Bros. Pictures
Duración: 122min.
Género: Drama
Fecha de estreno es España: 9 de febrero de 2001


SINOPSIS

La historia es inocentemente vista a través de los ojos de un niño (Haley Joel Osment) que se cría bajo los cuidados de una madre desequilibrada e irresponsable (el carácter del joven Trevor a veces acoge el papel adulto para cuidar a su madre, quien está rendida al alcohol y a un trabajo que la ata la mayor parte de las horas del día), en los suburbios de Los Ángeles y educado en un colegio donde en el recreo impera la ley del más fuerte. Igualmente, su profesor (Kevin Spencer), es un hombre trastornado interior y exteriormente quien, tras una dura coraza, esconde un profundo dolor por un pasado no muy diferente al de Trevor. El niño, en un principio, convierte la tarea de su clase de sociales en un objetivo escolar; sin embargo, al final lo motiva para darse cuenta que con sus acciones, muchas personas realmente pueden dar un importante salto que los libere de su esclavitud personal.


¡Debate esta película en nuestros foros!


CRÍTICAS

[Marta Gª Outón – Colaboradora de CinemaNet]

¿Qué es lo que podemos hacer para cambiar y mejorar el mundo? Es un reto que, como indica el profesor Eugenio Simonet (Kevin Spencer), puede resultar utópico. Sin embargo, así no lo ve Trevor (Haley Joel Osment), quien emprende una sencilla propuesta con la que iniciar el bien mayor. Así, se empeña a ayudar a tres personas en realizar algo que por ellos mismos no serían capaces de lograr; éstas, a su vez, deben responder igual, siguiendo con ésta entrega hasta lograr expandir una inmensa cadena de favores que convierta a las personas en instrumentos de caridad y generosidad.

En un principio, el empeño resulta descabellado e ilógico, puesto que pocos son los acostumbrados a recibir un gesto bondadoso gratuitamente y sin importar a quién; sin embargo, es este mismo hito el que contagia a aquellos que lo reciben a responder con su voluntad. La película no cuenta con una gran espectacularidad, pero sí con una desbordante muestra de entrega y afectividad.

Cadena de Favores

La historia es inocentemente vista a través de los ojos de un niño que se cría bajo los cuidados de una madre desequilibrada e irresponsable (el carácter del joven Trevor a veces acoge el papel adulto para cuidar a su madre, quien está rendida al alcohol y a un trabajo que la ata la mayor parte de las horas del día), en los suburbios de Los Ángeles y educado en un colegio donde en el recreo impera la ley del más fuerte. Igualmente, su profesor (Kevin Spencer), es un hombre trastornado interior y exteriormente quien, tras una dura coraza, esconde un profundo dolor por un pasado no muy diferente al de Trevor. El niño, en un principio, convierte la tarea de su clase de sociales en un objetivo escolar; sin embargo, al final lo motiva para darse cuenta que con sus acciones, muchas personas realmente pueden dar un importante salto que los libere de su esclavitud personal.

La directora Mimy Leder (que ha realizado otros largometrajes de notable éxito, como Deep Impact o The Code) recoge el argumento de la novela de Catherine Ryan Hyde para implantar en el espectador la semilla que nos mueva a reconocer que todos nosotros somos capaces de afectar diariamente en nuestras vidas, basta con simples gestos de bondad, que ayuden en la cosecha de un mundo mejor.

La interpretación del pequeño Haley Joel Osment es brillantísima, que declara una gran intensidad de una manera muy sincera y sencilla, reflejo de la inocente voluntad y empeño de un niño que verdaderamente se siente responsable de cargar con el enorme peso del mundo. Kevin Spencer y Helen Hunt representan los extremos de la balanza que acoge el protagonista de la película: una mujer desequilibrada que encuentra la liberación de sus desconsuelos en un hombre que parece firme y cálido, pero quien igualmente esconde un desorden emocional.

Sin duda, la fotografía de la película es bastante sencilla, ya que se centra en captar la esencia de cada personaje, su alma y singularidad, en el significado e intensidad de una mirada o de un simple gesto de generosidad. La trama se muestra tan equilibrada, que vamos viendo los reales frutos de la cadena de favores, cómo, aunque parezca que la gesta se detiene en el círculo de los tres protagonistas, los favores se expanden entre las personas convirtiéndolo en algo sorprendente, en una ola imparable.

El erróneo sentido del proyecto de la cadena de favores, es que los protagonistas que la siguen acaban actuando más como una obligación de continuarla que como un acto voluntario y de entrega total, lo que conlleva que arrastren la tarea, más como una deuda que como un regalo.

Cadena de Favores


Así se cambia el mundo

[decine21]

Comienzo de curso en el cole. El nuevo profe de sociales propone a sus alumnos un trabajo: “Piensa una idea para hacer del mundo un sitio mejor.” A Trevor, un chaval muy espabilado, se le ocurre una: hacer tres favores, y que los beneficiados hagan lo mismo, y así hasta el infinito y más allá.

Que nadie piense, por el argumento, que esta peli es una cursilada. Mimi Leder dirige un drama sensible, con tres espléndidos actores (Hunt y Spacey ya tienen un Oscar en su haber y Osment fue candidato), que dan lo mejor de sí. La exploración del dolor que ocasiona el matrimonio roto de los padres de Trevor, y la creación de un profesor nada estereotipado, que va como derrotado por la vida, justifican sobradamente el visionado de este film. Ya sólo el arranque de la narración (el profesor de espaldas ante la pizarra, el modo en que consigue la atención de sus pupilos) es un buen botón de muestra de que Leder ha mejorado tras la cámara después de films como El pacificador y Deep Impact.

La cadena de favores del film no puede hacerse de cualquier manera. Éstas son las reglas de Trevor para que la cosa funcione:
1) Tiene que ser algo que realmente ayude a las personas
2) Tiene que ser algo que no puedan hacer por sí mismas
3) Yo lo hago por ellas, pero ellas deben hacer a su vez por otras tres personas.
Así que ya lo sabes: sigue las reglas y cambia el mundo.

Cadena de Favores


¡Debate esta película en nuestros foros!


1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (1 votes, average: 5,00 out of 5)
Cargando…
Imprimir artículo Imprimir artículo

Etiquetas: , , , ,

Puedes dejar un comentario o enviar un trackback desde tu propio sitio.

Comenta en Facebook!

Deja un comentario

En cumplimiento de lo establecido en la Ley Orgánica 15/1999 de 13 de diciembre de Protección de Datos de Carácter Personal, le informamos que los datos de carácter personal que se faciliten y utilicen para escribir un comentario en nuestra web, quedarán incorporados en un fichero de titularidad privada cuyo responsable es la Associació CinemaNet, con domicilio en Calle Clot 187 en Barcelona CP: 08027, con la única finalidad de recibir y publicar sus comentarios.