Objetivo: La Casa Blanca

17/05/2013

Cinta de acción bien llevada que sabe encontrar y mantener con facilidad al espectador que la busca. Muchas situaciones inverosímiles pero todo desarrollado sin rupturas de ritmo y encarnado convincentemente por el notable reparto, con un divertido toque irónico.


ESTRENO RECOMENDADO POR CINEMANET

Título original: Olympus has fallen.
Dirección: Antoine Fuqua.
País: USA.
Año: 2013.
Duración: 119 min.
Género: Acción, thriller.
Intérpretes: Gerard Butler  (Mike Banning), Aaron Eckhart (presidente Benjamin Asher),  Morgan Freeman (Trumbull), Radha Mitchell (Leah), Dylan McDermott (Forbes), Angela Bassett (Lynn Jacobs), Cole Hauser (Roma), Melissa Leo (Ruth), Ashley Judd (Margaret Asher), Rick Yune (Kang).
Guion: Katrin Benedikt y Creighton Rothenberger.
Producción: Antoine Fuqua, Gerard Butler, Ed Cathell III, Mark Gill, Alan Siegel y Danny Lerner.
Música: Trevor Morris.
Fotografía: Conrad W. Hall.
Montaje: John Refoua.
Diseño de producción: Derek R. Hill.
Vestuario: Doug Hall.
Distribuidora: eOne Films Spain.
Estreno en USA: 22 Marzo 2013.
Estreno en España: 10 Mayo 2013.


SINOPSIS

Mike Banning es un agente del Servicio Secreto estadounidense que, tras un accidente de coche en el que únicamente puede salvar la vida del presidente Asher, decide dejarlo para trabajar en el Departamento del Tesoro. Pero cuando un comando coreano liderado por Kang ataca La Casa Blanca tomando como rehenes al Presidente y su equipo, Banning se verá obligado a entrar de nuevo en acción.


¡Debate esta película en nuestros foros!


CRÍTICAS

[Jeronimo José Martín – COPE]

Mike Banning (Gerard Butler) es un leal agente secreto de Estados Unidos, cuya carrera se trunca después de un desafortunado accidente de coche, en el que sólo puede salvar la vida del presidente Benjamin Asher (Aaron Eckhart). De modo que Mike deja su puesto de escolta presidencial para trabajar en el Departamento del Tesoro. Hasta que un día un comando norcoreano, liderado por Kang (Rick Yune), ataca la Casa Blanca y toma como rehenes al presidente y a su equipo. Entonces, Banning se ve obligado a entrar de nuevo en acción. Mientras tanto, el presidente del Congreso, Trumbull (Morgan Freeman), intenta apoyar al agente desde fuera sin despertar las sospechas de los norcoreanos.

En esta trepidante película de palomitas, Antoine Fuqua (Training Day, Shooter: El tirador) da exclusivamente lo que se espera de él. Es decir, secuencias de acción a raudales —más aparatosas que espectaculares—, mucha violencia —a veces, demasiada— y una mínima trama de intriga para articular en ella los básicos conflictos dramáticos y morales de los personajes. Nada de originalidad por ningún lado, y demasiadas situaciones inverosímiles; pero todo desarrollado sin rupturas de ritmo y encarnado convincentemente por el notable reparto, al frente del cual destaca el escocés Gerard Butler, con un divertido toque irónico a lo Bruce Willis.


[Juan Xipell, TAConline]

Mantener a raya a los grandes peligros para su nación ha sido siempre una de las especialidades del cine estadounidense. Desde que Hollywood es Hollywood, todo aquel que se ha atrevido a poner en jaque la estabilidad del gran poder de Occidente ha sucumbido en el celuloide frente al vigor de los héroes y valores americanos. Ahora, en pleno 2013, con los enfrentamientos con los soviéticos ya lejanos y con Jack Bauer y compañía mitigando los miedos post 11-S, una nueva amenaza se cierne sobre la Casa Blanca.

Vistas las dinámicas de Olympus has fallen, pocas novedades pueden aportar los grupos armados norcoreanos del film (parece que el nuevo enemigo de USA tanto fuera como dentro de la gran pantalla), a lo que en su día llevaron a cabo rusos, chinos, islamistas radicales e, incluso, extraterrestres. Antoine Fuqua, especialista en cintas de acción y responsable de este enésimo ejercicio de patriotismo cinematográfico (en un escenario que invita a ello más que nunca), parece saberlo al abandonar cualquier intención de imprimir cierta personalidad a su obra, y vivir del convencionalismo en este thriller que remite, inevitablemente, a los años de Jungla de cristal, La Roca o Air Force One, tanto en su estilo como en su temática.

Sin dejar de ser una más dentro de su género ni llegar, siquiera, al nivel de efectividad de los precedentes citados, Objetivo: la Casa Blanca es una cinta de acción bien llevada que sabe encontrar y mantener con facilidad al espectador que la busca.

Mucho ritmo, muchos tiros, muchas explosiones, un duelo de tipos duros y un alto grado de inverosimilitud son los ingredientes que el responsable de Training day o Shooter pone, sin sorpresas, al servicio de un entretenimiento muy básico, en el que lo de menos es tomarse seriamente su contexto político o su sobredosis, muy al estilo Roland Emmerich, de fervor americano (con un Gerard Butler deshaciéndose de un terrorista con el busto de Lincoln o una Melissa Leo negándose, como Secretaria de Defensa, a dar información a los asaltantes mientras jura fidelidad a la bandera, incluidos).



¡Debate esta película en nuestros foros!


1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Loading...
Imprimir artículo Imprimir artículo

Etiquetas: , , , , , ,

Puedes dejar un comentario o enviar un trackback desde tu propio sitio.

Comenta en Facebook!

Un comentario

  1. […] en Asalto al poder, adrenalítico tebeo patriotero con un planteamiento demasiado similar al de Objetivo: la Casa Blanca, de Antoine Fuqua, estrenada en España hace apenas cuatro […]

Deja un comentario

En cumplimiento de lo establecido en la Ley Orgánica 15/1999 de 13 de diciembre de Protección de Datos de Carácter Personal, le informamos que los datos de carácter personal que se faciliten y utilicen para escribir un comentario en nuestra web, quedarán incorporados en un fichero de titularidad privada cuyo responsable es la Associació CinemaNet, con domicilio en Calle Clot 187 en Barcelona CP: 08027, con la única finalidad de recibir y publicar sus comentarios.