RoboCop

28/02/2014

Actualizado ‘remake’ del clásico de la ciencia-ficción surgido en los años 80, puede calificarse de innecesario, pero, con todo el lastre habitual del género y las pocas posibilidades de aportar algo nuevo, consigue plantear una serie de cuestiones interesantes para la reflexión, envueltas en espectaculares escenas de acción y con una buena dirección a la altura de los intérpretes que se dan cita en la película.


robocop_cinemanet_cartel1

ESTRENO

Título original: RoboCop.
Dirección: José Padilha.
País: USA.
Año: 2014.
Duración: 118 min.
Género: Acción, ciencia-ficción.
Interpretación: Joel Kinnaman (Alex Murphy / RoboCop), Gary Oldman (Dr. Dennett Norton), Michael Keaton (Raymond Sellars), Abbie Cornish (Clara Murphy), Samuel L. Jackson (Pat Novak), Jackie Earle Haley (Mattox), Michael K. Williams (Jack), Jennifer Ehle (Liz Kline), Jay Baruchel (Pope), Marianne Jean-Baptiste (Jefe Karen Dean).
Guión: Joshua Zetumer; basado en el guión de Edward Neumeier y Michael Miner para la película homónima de 1987.
Producción: Marc Abraham y Eric Newman.
Música: Pedro Bromfman.
Fotografía: Lula Carvalho.
Montaje: Daniel Rezende y Peter McNulty.
Dirección artística: Martin Whist.
Vestuario: April Ferry.
Distribuidora: Sony Pictures Releasing de España.
Estreno en USA: 12 Febrero 2014.
Estreno en España: 14 Febrero 2014.


SINOPSIS

Año 2028. La compañía multinacional OmniCorp manda en el área de la tecnología robótica. Sus robots han ganado todo tipo de guerras fuera del territorio estadounidense y ahora quieren aplicar esa tecnología punta en el ámbito nacional. Por otra parte, Alex Murphy es un policía de Detroit que se esfuerza al máximo por acabar con la ola de crimen que arrasa la ciudad. Después de ser críticamente herido durante el cumplimiento del deber, OmniCorp aprovechará la ocasión para utilizar su gran conocimiento de la ciencia robótica y salvar a Alex, dotándole de nuevas e increíbles habilidades, pero que irán acompañadas de problemas a los que un hombre corriente jamás ha tenido que enfrentarse.


¡Debate esta película en nuestros foros!


CRÍTICAS

[Jerónimo José Martín – COPE]

Año 2028. La multinacional OmniCorp lidera la tecnología robótica bajo la dirección del agresivo y codicioso Raymond Sellars (Michael Keaton). Sus robots han ganado todo tipo de guerras fuera del territorio estadounidense, y ahora ansía aplicar esa tecnología punta en el ámbito nacional, donde todavía está prohibida por ley. Mientras tanto, el honesto policía de Detroit Alex Murphy (Joel Kinnaman) se esfuerza al máximo por acabar con la ola de crimen que arrasa la ciudad. Después de ser críticamente herido por una bomba, OmniCorp se ofrece salvar a Alex, convirtiéndole en RoboCop, mitad hombre, mitad máquina, al que dotan de unas increíbles habilidades, muy eficaces para la lucha contra el crimen, pero extremadamente peligrosas.

robocop_cinemanet_1

El brasileño José Padilha (“Tropa de élite”, “Tropa de élite 2”) dirige con buen pulso este actualizado remake del clásico de la ciencia-ficción, dirigido por el holandés Paul Verhoeven en 1987. Aciertan Padilha y el guionista debutante Joshua Zetumer al reforzar dramáticamente la trama con los afilados dilemas morales del protagonista y el Dr. Dennett Norton (Gary Oldman), con las convencionales pero emotivas relaciones de Alex Murphy/RoboCop con su esposa Clara (Abbie Cornish) y su hijo David (John Paul Ruttan), y con una dura denuncia del obsesivo afán de seguridad de la sociedad estadounidense y de su militarista política exterior. Una política asentada —según la película—, en la deshumanizada hipertecnificación de los drones, aquí desdramatizada y exaltada hasta lo grotesco por el showman televisivo Pat Novak (Samuel L. Jackson), que protagoniza los momentos más mordaces y divertidos de la película.

Este enfoque eleva el nivel emocional de las numerosas secuencias de acción, bastante bien resueltas gracias a la nítida planificación de Padilha y a unos efectos visuales mejorables, pero a veces muy espectaculares. Ciertamente, la película aporta poco al género. Además, padece un cierto bajón narrativo hacia la mitad del metraje, y su desenlace resulta excesivamente abrupto y acelerado. Pero no deja de ser un magnífico entretenimiento, bien dirigido e interpretado —todo el excelente reparto da la talla—, más profundo que la media de estos productos y sin las sordideces y brutalidades de la película de Paul Verhoeven. 


[Diego Portillo – Colaborador de CinemaNet]  

Innecesario, pero muy interesante remake

 ¿Necesaria? No. ¿Aporta algo nuevo? Sí. ¿Merece la pena? Sorprendentemente, sí, mucho más de lo que aparenta a simple vista.

 Nos encontramos ante una nueva adaptación del clásico de los 80 de Paul Verhoven (“Desafío total”“Instinto básico”, la minusvalorada “Starship Troopers”). En este caso, el director José Padilha (conocido por su fiel retrato de la vida en las favelas brasileñas: “Tropa de élite”) aporta un punto de vista muy interesante al clásico “Robocop”. Además, si bien es cierto que se han suavizado ciertas partes violentas para lograr la calificación “para todos los públicos” tan deseada en EE.UU., esto no es especialmente un lastre, pues se ha reescrito la historia para que tomen mayor protagonismo las decisiones éticas y morales y para ofrecer algo de denuncia, algo a mi parecer mucho más acorde con los nuevos tiempos.

robocop_cinemanet_2

La película plantea cuestiones como los límites de las multinacionales para conseguir sus objetivos de ventas, la eutanasia (aunque no está marcado especialmente este punto, se trata de manera muy adecuada y humana), el valor de la familia, los ataques con drones en territorio extranjero, la manipulación de los informativos, la corrupción en la política, los peligros de la tecnología, las diferencias entre un hombre y una máquina… Este último punto es mucho más interesante de lo que pueda parecer, valorando a través de temas como la consciencia o la capacidad de decisión qué es lo que diferencia a un ser humano de un robot y por qué hay ciertas acciones que un ser humano puede realizar y un robot no (amar, valorar una vida más allá de datos meramente racionales, tomar decisiones basándose en datos emocionales y racionales…).

Éste es uno de los puntos fuertes de la película, pues de manera muy sutil (quizás no profundiza todo lo que debiera, pero hace apuntes muy interesantes si el espectador está lo suficientemente atento) el director incluye gran cantidad de temas muy sugestivos para analizar y debatir, algo no demasiado habitual (desgraciadamente) en las grandes superproducciones hollywoodienses. Incluso se permite una crítica magistral al final (que algunos confundirán con una alabanza al realizarla de manera velada) a la excesiva “americanización” de muchas películas que a mí me hizo soltar una carcajada en medio del cine.

El casting elegido es espectacular, empezando por un Joel Kinnaman (“El invitado”, la serie “The Killing”) que cumple con su papel de Robocop de manera más que correcta. Gary Oldman (Sirius Black en la saga de “Harry Potter”, el comisario Gordon en la trilogía de “El caballero oscuro”) está inconmensurable como el atormentado doctor encargado de salvar al agente Murphy a cualquier coste (además de tener un protagonismo mucho mayor de lo que parecía en el tráiler), mientras es presionado por un gran Michael Keaton (“Batman”“Beetlejuice”), quien interpreta al dueño de la todopoderosa OmniCorp al cual no le importa usar los métodos que sean necesarios para lograr implantar vigilancia en EE.UU. a través de sus drones y robots. Abbie Cornish (Elizabeth: la edad de oroSucker Punch) otorga una gran humanidad a la mujer de Murphy (una de las novedades de este nuevo guión), quien ve cómo poco a poco su marido está siendo sustituido por una máquina y manipulado por una gran corporación. Por último, Samuel L. Jackson (“Pulp Fiction”“Los Vengadores”“Django desencadenado”), interpreta espléndidamente al manipulador presentador Pat Novak, empeñado a toda costa en favorecer a OmniCorp y su política empresarial en EE.UU. con las mentiras y difamaciones que sean necesarias.

robocop_cinemanet_3

Pese a todos los temas que trata, no hemos de olvidar que estamos ante una película de acción, con unas escenas de acción muy bien resueltas y correctamente distribuidas a lo largo del metraje (algo en lo que muchas películas fallan al acumularlas todas —o al menos las más destacadas— al inicio o final de la misma) y con unos efectos visuales espectaculares y al servicio de la historia (el momento en que Murphy se enfrenta a lo que ha quedado de su cuerpo es espectacular tanto visual como dramáticamente).

El diseño de los diferentes robots, vehículos y armas futuristas es muy realista, lo que ayuda a que nos creamos que estamos en ese Detroit futurista de 2028 y veamos los peligros que nos presenta la película como algo mucho más cercano. Esto también ayuda a que nos identifiquemos con el protagonista y deseemos que triunfe su parte humana por encima de la robótica, pues pese a que la robótica le ha salvado la vida, si termina controlándole y eliminando sus impulsos humanos, ¿ha salvado realmente su vida?

 En definitiva, estamos ante una película de acción muy bien hecha, con más trama y profundidad de lo que nos tiene acostumbrado el cine de acción últimamente, y con unos cambios lo suficientemente importantes como para justificar el pago de la entrada para este remake de un clásico de los 80.

*Como curiosidad, destacar que las cuatro torres que salen en el póster promocional (las cuales no aparecen en la película) son las cuatro nuevas torres de Plaza Castilla en Madrid.



¡Debate esta película en nuestros foros!


1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Loading...
Imprimir artículo Imprimir artículo

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Puedes dejar un comentario o enviar un trackback desde tu propio sitio.

Comenta en Facebook!

Deja un comentario

En cumplimiento de lo establecido en la Ley Orgánica 15/1999 de 13 de diciembre de Protección de Datos de Carácter Personal, le informamos que los datos de carácter personal que se faciliten y utilicen para escribir un comentario en nuestra web, quedarán incorporados en un fichero de titularidad privada cuyo responsable es la Associació CinemaNet, con domicilio en Calle Clot 187 en Barcelona CP: 08027, con la única finalidad de recibir y publicar sus comentarios.