Miel

25/04/2014

La película afronta la eutanasia desde una perspectiva neutra y aséptica y dejando que el espectador saque sus propias conclusiones, sin presentar una plenamente satisfactoria y mostrándose demasiado ambigua. Pero le obliga a pensar, le fuerza a plantearse con espíritu crítico la deshumanizadora y desesperada deriva nihilista de las sociedades occidentales, a menudo anestesiadas por una grave crisis de valores, que las hace incapaces de recuperar su conciencia perdida.


miel_cinemanet_cartel1

ESTRENO

Título original: Miele.
Dirección: Valeria Golino.
Países: Italia y Francia.
Año: 2013.
Duración: 98 min.
Género: Drama.
Interpretación: Jasmine Trinca (Irene / Miel), Carlo Cecchi (Carlo Grimaldi), Libero De Rienzo (Rocco), Vinicio Marchioni (Stefano), Iaia Forte (Clelia), Roberto De Francesco (Filippo), Barbara Ronchi (Sandra).
Guión: Valeria Golino, Francesca Marciano y Valia Santella; basado en la novela “A nome tuo”, de Mauro Covacich.
Producción: Riccardo Scamarcio y Viola Prestieri.
Fotografía: Gergely Poharnok.
Montaje: Giogiò Franchini.
Diseño de producción: Paolo Bonfini.
Vestuario: Maria Rita Barbera.
Distribuidora: Good Films .
Estreno en Italia: 1 Mayo 2013.
Estreno en España: 11 Abril 2014.


SINOPSIS

Irene tiene 32 años, vive sola y tiene sus historias ocasionales. Hace tres años que ha decidido dedicar su vida a personas en busca de ayuda, asistiendo y aliviando su sufrimiento, incluso cuando llevan a decisiones extremas, por eso su nombre en clave es Miel. Pero un día conoce a Carlo Grimaldi, un hombre de 70 años, en perfecto estado de salud, que tiene un “mal invisible”. La reunión entre ambos pondrá a prueba las convicciones de Miel, y provocará un fuerte debate entre los dos. Su relación se llenará cada vez más de implicaciones y ambigüedades emocionales. La vida de Miel cambiará para siempre.


¡Debate esta película en nuestros foros!


CRÍTICAS

[Jerónimo José Martín – COPE]

Tras escribir y dirigir el corto Armandino e il Madre, la actriz napolitana Valeria Golino debuta como directora y guionista de largometrajes con esta incómoda pero interesante película, Mención Especial del Jurado Ecuménico en el Festival de Cannes 2013, y nominada en los Premios del Cine Europeo 2013 al Descubrimiento Europeo del Año-Premio FIPRESCI. En ella adapta —con Francesca Marciano y Valia Santella— la novela A nome tuo, de su compatriota Mauro Covacich, cercana en sus planteamientos a películas como Las invasiones bárbaras, de Denys Arcand, o Million Dollar Baby”, de Clint Eastwood.

Ex estudiante de Medicina, Irene (Jasmine Trinca) tiene 32 años, vive sola, añora a su difunta madre y solo mantiene relaciones ocasionales y deprimentes. Con el nombre de Miel, trabaja desde hace tres años en la organización secreta de un médico, antiguo novio suyo, dedicada a asistir a enfermos terminales que quieren suicidarse. Cuando le pasan un caso, Miel viaja a México, compra allí un potente veneno para sacrificar animales —que no deja huellas— y se lo suministra al cliente después de que éste firme una carta asumiendo la exclusiva responsabilidad de su muerte. Maleada por una traumática experiencia familiar de ensañamiento terapéutico, la chica nunca se ha cuestionado la moralidad de su siniestra actividad, que incluso considera solidaria. Hasta que un día conoce a Carlo Grimaldi (Carlo Cecchi), un cínico arquitecto de 70 años, en perfecto estado de salud, pero que está decidido a suicidarse. La reunión entre ambos pondrá a prueba las convicciones de Miel, y le provocará una fuerte conmoción emocional.

miel_cinemanet_1

Dirigida con gran vigor visual y dramático, e interpretada con sobria veracidad —especialmente por la italiana Jasmine Trinca (La mejor juventud, La habitación del hijo)—, la película afronta la eutanasia desde una perspectiva neutra y aséptica, sin desvelar demasiado el contexto y la personalidad de los personajes, y dejando que el espectador saque sus propias conclusiones. Inicialmente, esta opción parece decantar el filme hacia una convencional y acrítica apología del suicidio asistido, por la línea de una supuesta compasión hacia el sufrimiento ajeno y del respeto al supuesto derecho a decidir sobre uno mismo. De hecho, Golino se manifiesta partidaria de una ley de regulación de la eutanasia. Sin embargo, poco a poco, la protagonista —y el espectador con ella— va descubriendo el ambiente de individualismo, soledad e insolidaridad que propicia esas situaciones extremas y esas justificaciones ideológicas, enfocando así mejor la profunda cuestión de conciencia que plantean. Sobre todo desde el momento en que Miel reconoce apesadumbrada: “Todos mis pacientes quieren vivir, no morir”.

La película no ofrece una conclusión plenamente satisfactoria, y se muestra demasiado ambigua incluso en la cierta apertura a la trascendencia que esboza su sorprendente desenlace. Además, carga demasiado la mano en unas cuantas secuencias sexuales explícitas, que quieren subrayar la patética insatisfacción de la protagonista. Sin embargo, se aleja decididamente del férreo dogmatismo ideológico de Amor, de Michael Haneke, pues, al menos, no desdramatiza las tremendas situaciones que describe, se abre valientemente al debate y obliga al espectador a pensar, a no aceptar sin más las opiniones políticamente correctas sobre el tema. En definitiva, le fuerza a plantearse con espíritu crítico la deshumanizadora y desesperada deriva nihilista de las sociedades occidentales, a menudo anestesiadas por una grave crisis de valores, que las hace incapaces de recuperar su conciencia perdida, de ofrecer un sentido profundo a la vida y, por tanto, de dar una respuesta verdaderamente humana a los desafíos radicales del sufrimiento y la muerte.



¡Debate esta película en nuestros foros!


1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Loading...
Imprimir artículo Imprimir artículo

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , ,

Puedes dejar un comentario o enviar un trackback desde tu propio sitio.

Comenta en Facebook!

Deja un comentario

En cumplimiento de lo establecido en la Ley Orgánica 15/1999 de 13 de diciembre de Protección de Datos de Carácter Personal, le informamos que los datos de carácter personal que se faciliten y utilicen para escribir un comentario en nuestra web, quedarán incorporados en un fichero de titularidad privada cuyo responsable es la Associació CinemaNet, con domicilio en Calle Clot 187 en Barcelona CP: 08027, con la única finalidad de recibir y publicar sus comentarios.