El hijo del otro

12/06/2014

Fábula moral, especialmente elogiable por su optimismo, sobre el sinsentido del conflicto palestino-israelí a través de dos familias de clase media en sus respectivas comunidades. La directora subraya que el camino del diálogo y la comprensión mutua es el único posible, y que es misión de las nuevas generaciones recorrerlo con decisión y valentía, superando los prejuicios ancestrales y sabiéndose poner en el pellejo del supuesto enemigo o antagonista.


el_hijo_del_otro_cinemanet_cartel1

ESTRENO RECOMENDADO POR CINEMANET

Título original: Le fils de l’autre.
Dirección: Lorraine Lévy.
País: Francia.
Año: 2012.
Duración: 105 min.
Género: Drama.
Interpretación: Emmanuelle Devos (Orith), Pascal Elbé (Alon), Jules Sitruk (Joseph), Mehdi Dehbi (Yacine), Areen Omari (Leïla), Khalifa Natour (Saïd).
Guión: Lorraine Lévy, Nathalie Saugeon y Noam Fitoussi; basado en un argumento de Noam Fitoussi.
Producción: Raphaël Berdugo y Virginie Lacombe.
Música: Dhafer Youssef.
Fotografía: Emmanuel Soyer.
Montaje: Sylvie Gadmer.
Diseño de producción: Miguel Markin.
Vestuario: Valérie Adda y Rona Doron.
Distribuidora: Surtsey Films.
Estreno en Francia: 4 Abril 2012.
Estreno en España: 6 Junio 2014.


SINOPSIS

Cuando se prepara para entrar en el ejercito israelí, Joseph descubre que no es hijo biológico de sus padres. Al nacer, en medio de la guerra, fue intercambiado accidentalmente por Yacine, el bebé de una familia palestina que vive en los territorios ocupados de Cisjordania. El mundo se derrumba alrededor de estas dos familias. El rechazo, la duda, la pérdida de identidad, los prejuicios de raza y religión se erigen como espinosa barrera en sus vidas, y todos deberán intentar superarla a través de la comprensión, la amistad y la reconciliación en una atmósfera dominada por el miedo y el odio.


¡Debate esta película en nuestros foros!


CRÍTICAS

[Jerónimo José Martín – COPE]

Cuando se prepara para realizar el largo servicio militar israelí, un joven de Tel Aviv, Joseph Silberg (Jules Sitruk), descubre que no es hijo biológico de sus padres. Por culpa de un bombardeo, cuando nació en un hospital de Haifa fue intercambiado accidentalmente por el hijo de una familia palestina de los territorios ocupados de Cisjordania, Yacine Al Bezaaz (Mehdi Dehbi), que ahora se dispone a estudiar Medicina en París. El mundo se derrumba alrededor de estas dos familias. El rechazo, la duda, la pérdida de identidad, los prejuicios de raza y religión se erigen como espinosa barrera en sus vidas, y todos intentarán superarla a través de la comprensión, la amistad y la reconciliación, en una atmósfera dominada por el miedo y el odio.

el_hijo_del_otro_cinemanet_1

Con un planteamiento similar al de De tal padre, tal hijo, del japonés Hirokazu Kore-eda, esta película de la directora y guionista francesa Lorraine Lévy (La première fois que j’ai eu 20 ans, Mes amis, mes amours) triunfó precisamente en el Festival de Tokio 2013, donde ganó los premios a mejor película y director. Si el filme de Kore-eda enfrentaba sobre todo dos modelos de familia —una rica y cerrada en sí misma; otra pobre y abierta a los demás—, el de Lévy desarrolla más bien una fábula moral sobre el sinsentido del conflicto palestino-israelí a través de dos familias de clase media en sus respectivas comunidades, unidas entre sí y más bien moderadas. De esa manera, la cineasta subraya que el camino del diálogo y la comprensión mutua es el único posible, y que es misión de las nuevas generaciones recorrerlo con decisión y valentía, superando los prejuicios ancestrales y sabiéndose poner en el pellejo del supuesto enemigo o antagonista. En este sentido, El hijo del otro llega más lejos que De tal padre, tal hijo, pues en ella los hijos intercambiados son ya casi mayores de edad, y su aportación a la historia es más relevante. Como señala en el filme Yacine a Joseph mientras ambos se arreglan juntos delante de un espejo: “Mira, Isaac e Ismael, los dos hijos de Abraham”.

Este esperanzador mensaje lo articula Lévy a través de un guión fluido y detallista, quizás algo forzado en alguno de sus giros dramáticos, pero sólido y profundo en la definición de sus personajes y en el desarrollo de sus conflictos dramáticos y morales. Éstos adquieren entidad gracias a la sobria veracidad de todas las interpretaciones, que logran dotar a los personajes de una entrañable humanidad, superadora de las deformaciones ideológicas y las visiones parciales de la realidad. Especialmente intenso es el retrato de las dos madres, magníficamente interpretadas por Emmanuelle Devos y Areen Omari, que logran apaciguar a sus maridos (Pascal Elbé y Khalifa Natour) y crear el clima necesario para que sus hijos comiencen a andar con su propio paso, bien diferente al de sus progenitores. Película importante, en fin, especialmente elogiable por su optimismo, poco habitual en los tiempos que corren. 



¡Debate esta película en nuestros foros!


1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Loading...
Imprimir artículo Imprimir artículo

Etiquetas: , , , , , , , ,

Puedes dejar un comentario o enviar un trackback desde tu propio sitio.

Comenta en Facebook!

Deja un comentario

En cumplimiento de lo establecido en la Ley Orgánica 15/1999 de 13 de diciembre de Protección de Datos de Carácter Personal, le informamos que los datos de carácter personal que se faciliten y utilicen para escribir un comentario en nuestra web, quedarán incorporados en un fichero de titularidad privada cuyo responsable es la Associació CinemaNet, con domicilio en Calle Clot 187 en Barcelona CP: 08027, con la única finalidad de recibir y publicar sus comentarios.