Madame Bovary

20/05/2016

La enésima reinterpretación del clásico de Flaubert adquiere aquí los rasgos de Mia Wasikowska para contarnos una vez más la historia que conocemos. Visualmente intensa, argumentalmente conocida: todo en orden.


 

Madame Bovary CinemaNet Mia Wasikowska

ESTRENO RECOMENDADO POR CINEMANET

Título Original: Madame Bovary
Dirección: Sophie Barthes
País: Reino Unido
Año: 2014
Duración: 118 min.
Género: Drama de época
Interpretación: Mia Wasikowska, Ezra Miller, Paul Giamatti, Rhys Ifans, Logan Marshall-Green,Laura Carmichael, Henry Lloyd-Hughes
Guión: Rose Barreneche, Sophie Barthes (Novela: Gustave Flaubert)
Producción: A Company Filmproduktionsgesellschaft / Aleph Motion Pictures / Left Field Ventures
Fotografía: Andrij Parekh
Música: Evgueni Galperine, Sacha Galperine
Estreno en España: 20 de mayo de 2016


SINOPSIS

La joven y hermosa Emma Rouault (Mia Wasikowska), hija de un rico granjero, acaba de dejar el internado de señoritas donde se ha preparado para ser una dama distinguida. Su padre ha concertado su próximo matrimonio con el serio y aburrido doctor Bovary. Ella, que todavía no lo conoce, sale del convento musitando una plegaria: “Dios mío, haz que sea el adecuado”. Pero ni el marido ni el ambiente de Yonville tienen ningún atractivo para una mujer que anhela vivir experiencias apasionadas. Pasa el tiempo sumida en la lectura de novelas que le estimulan sus sueños de amores vehementes, y su repugnancia por la realidad trivial de su entorno la incita a buscar por caminos equivocados la satisfacción de sus quimeras, y no tarda en despeñarse por un proceso de destrucción personal.


¡Debate esta película en nuestros foros!


CRÍTICAS

[Mª Ángeles Almacellas. Colaboradora de Cinemanet]

Bajo un cielo de otoño gris y desapacible, una mujer corre por el bosque. Se lleva la mano al estómago con un gesto de intenso dolor, hasta que, finalmente, cae desplomada. Su vestido, del mismo color que las hojas muertas desparramadas por el suelo, se confunde con ellas. Tiene el carácter simbólico de la vida de Emma Bovary que, vacía de sentido, como una hoja en otoño ya no tiene nada que la nutra y la sostenga y se desliza suavemente hacia la muerte.

Sophie Barthes sitúa la caída de la protagonista como prólogo de la película, que desarrolla como un largo flashback. No le interesa crear ningún tipo de intriga sobre el desenlace de una historia de sobra conocida por los lectores de la obra de Flaubert. Lo que le importa no es tanto la acción sino la esencia de personaje de Emma Bovary, lo que tiene de permanente más allá de los condicionantes de unas circunstancias concretas propias del siglo XIX, un mundo de hombres en un pueblo pequeño cerca de Rouen, al norte de Francia.

Madame Bovary CinemaNet Mia Wasikowska

La directora se toma libertades que no cambian nada a lo esencial del personaje que nos describe. No aparece Berthe, la hija de la que Emma jamás se ocupó, ni Rodolfo, uno de sus amantes. Lo importante para la directora es la lógica interna de un ser humano incapaz de asumir creativamente la realidad de su entorno, y que, para evadirse del aburrimiento de una vida anodina, sueña con alcanzar amores románticos, placeres y lujo. Para ello concentra la historia en un solo e intenso año en el que Emma ve fracasar una a una todas sus ensoñaciones hasta que es el dinero, o por mejor decir, las deudas, lo que acaba de cerrarle todas las salidas y la empuja a su perdición. Todo ha sido destruido en ella, lo espiritual y lo material. No es el infame Lheureux, el comerciante sin escrúpulos, el principal culpable. Ha sido ella misma quien se ha destruido, y la escena final en el bosque muestra plásticamente la síntesis de lo que ha hecho con su vida a lo largo de los últimos meses.

Mia Wasikowska está magnífica encarnando a la insensata heroína, muy bien secundada por el resto del elenco. La película tiene una fuerza visual muy intensa. Con una fotografía bellísima Barthes hace participar al espectador de las emociones de la protagonista, ya sea con los paisajes teñidos del melancólico tono ocre del otoño, ya centrando la cámara en las realidades que la impresionan: las hermosas telas, los objetos, el tic-tac monótono del reloj que Emma no soporta, las piedras, los cubiertos de su madre, las caras, la fealdad de las mujeres de la aldea, la pequeña araña en su ramo de novia, las teclas del piano… Un sentido del detalle propio de la literatura de Flaubert, pero, sobre todo, una forma de expresar la insatisfacción y la melancolía de una mujer incapaz de tener una mirada amplia y profunda, y que se deja arrastrar por un absurdo deseo hedonista de ascenso social. Cuando comprenda su error y constate la hondura de su degradación personal, será demasiado tarde.

Tal vez a quienes no hayan leído previamente la novela “Madame Bovary” les resulte difícil captar todos los matices del personaje, pero los amantes de Flaubert no se verán defraudados por esta adaptación británica de una de sus obras más emblemáticas.

(Crítica cedida por la Fundación López Quintás)



¡Debate esta película en nuestros foros!


1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Loading...
Imprimir artículo Imprimir artículo

Etiquetas: , , , , ,

Puedes dejar un comentario o enviar un trackback desde tu propio sitio.

Comenta en Facebook!

Un comentario

  1. Gloria Mª Tomás y Garrido dice:

    ¡Una crítica espléndida y profunda!

Deja un comentario

En cumplimiento de lo establecido en la Ley Orgánica 15/1999 de 13 de diciembre de Protección de Datos de Carácter Personal, le informamos que los datos de carácter personal que se faciliten y utilicen para escribir un comentario en nuestra web, quedarán incorporados en un fichero de titularidad privada cuyo responsable es la Associació CinemaNet, con domicilio en Calle Clot 187 en Barcelona CP: 08027, con la única finalidad de recibir y publicar sus comentarios.