Paterson

07/12/2016

“Paterson” describe la rutina de un sensible conductor de autobús durante una semana; siete días bastan para enseñarnos la poesía en lo ordinario.


 

paterson-ficha

Título Original: Paterson
Dirección: Jim Jarmusch
País: Estados Unidos
Año: 2016
Duración: 133 min.
Género: Drama-Comedia’ 
Interpretación: Adam Driver, Golshifteh Farahani, Kara Hayward, Sterling Jerins, Luis Da Silva Jr.,Frank Harts, William Jackson Harper, Jorge Vega, Trevor Parham, Masatoshi Nagase, Owen Asztalos, Jaden Michael, Chasten Harmon, Brian McCarthy.
Productora: Amazon Studios / Animal Kingdom / K5 Film
Fotografía: Frederick Elmes
Música: Carter Logan
Estreno en España: 7 de diciembre de 2016


SINOPSIS

Durante una semana, Paterson (Adam Driver) hace lo de siempre. En la ciudad de Nueva Jersey que lleva su mismo nombre, trabaja como conductor de autobús. Cada día, el protagonista observa esa diversidad que embota normalmente cualquier transporte público. En los descansos, el conductor se convierte en poeta  y su libreta es un mundo de creación. Al llegar a su casa le espera su fiel y exótica esposa, tan exótica como excéntrica: tan pronto pinta y repinta las paredes como sus sueños. Por la noche, un alegre bar le da una última satisfacción en forma de cerveza. Y nada más.


¡Debate esta película en nuestros foros!


CRÍTICA

[Jaime Pérez Laporta. Colaborador de CinemaNet]

Seguramente sorprenderá la sinopsis. No ha sido sin querer, pero tampoco es que haya podido escribir algo muy distinto. Si me preguntan cuál es el argumento de la película de Jim Jarmusch, no me atrevería a decir nada. Por un lado, sólo hay historias cotidianas, pocos o ningún sobresalto aparecen en el guión. Por el otro, el eco de la poesía resuena en cada fotograma.

La vida de Paterson no parece muy anormal: se levanta a las seis de la mañana (sin necesidad de despertador) y va a trabajar durante todo el día en un autobús. Por la tarde vuelve a casa al lado de su amante esposa que, a parte de ser muy cariñosa, diseña constantemente nuevos proyectos (pinta y repinta partes de la casa, planea ser una gran pastelera o una gran cantante). Al anochecer, cumple con su tarea de sacar al perro; al cabo de un rato, lo ata en la puerta de su bar favorito y allí conversa un poco con el afable dueño y contempla experiencias típicas de un bar (fundamentalmente el desamor).

paterson-autobus

En toda esta retahíla de sucesos banales hay ciertas vías por donde podría llevarnos Jarmusch para mostrarnos un gran drama: la excentricidad de su esposa, los sucesos del bar o su poesía; todos son posibles comienzos de un gran conflicto personal. Sin embargo, todas esos caminos mueren, no se complican. Si el espectador espera encontrarse con ‘materia’ dramática, saldrá decepcionado.

Estamos habituados a que la gente normal tenga en su vida (porque lo busca y, si no lo hay, lo fabrica) mucho dramatismo; si no, no nos compensa escuchar sus historias o ver sus películas. Y resulta que Paterson es un hombre sencillo a más no poder y su vida no es carne de cañones sentimentalistas. El objetivo o el propósito de su historia, de su vida, no se nos revela; sólo podemos contemplarla.

Está claro que no es una película apta para todos los públicos. Y no se trata de edad, sino de sensibilidad y de paciencia. Paterson es cine independiente y pretende algo muy concreto. Desde ese punto de vista, la película no se hace lenta ni desagradable, sino todo lo contrario. Estoy seguro de que Jarmusch anhela con este último trabajo que el espectador viva una experiencia distinta: el atractivo de la forma, sin un contenido revelado.

PATERSON_D28_0281.ARW

La poesía invade la mente del ‘Paterson conductor’ y, día a día, la ‘Paterson ciudad’ se convierte en su escenario. Lo que más intriga genera en el espectador es el paralelismo entre la poesía ficticia que crea el protagonista y la poesía visual de Jarmusch. ‘Paterson, la película’ es su escenario: cada secuencia compone en sí misma un verso para el ojo del espectador.

La clave se encuentra en la calma que desprenden todos los personajes en sus acciones cotidianas. Ellos representan una rutina como es y, a la vez, esconden una importancia trascendental; como si ahí, en ese insípido día a día, estuviera el secreto de la belleza y de la vida. El juego seduce al espectador.

La fotografía limpia y perfeccionista, la música inquietantemente triste, la construcción de una historia sin sobresaltos: todo ayuda a hacer de esta película una obra distinta, en la línea de esa poesía visual. Personalmente, me asusta cierta despreocupación por el contenido. No hay moraleja, no hay un sentido que explique la vida de Paterson, eso no parece ser relevante. Me recuerda a la contracultura de los 60, que buscaba un arte puramente sensual; y al final, vacío.

Desde el punto de vista estético, la película tiene mucho a favor. Sabe hacer bella, sin sentimentalismo, una historia simple. Pero del mismo modo que no abusa del sentimiento, tampoco muestra una pizca de lo más visceral, ni siquiera un significado. En cuanto a la belleza de la forma, el filme es más que sobresaliente; en cuanto al contenido, la película directamente no se atreve a desnudar ninguno. Quizá eso sea tendencia en el arte moderno porque muchos han convertido el contenido en algo vulgar.


¡Debate esta película en nuestros foros!


1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Cargando…
Imprimir artículo Imprimir artículo

Etiquetas: , , , , , , , , , ,

Puedes dejar un comentario o enviar un trackback desde tu propio sitio.

Comenta en Facebook!

Deja un comentario

En cumplimiento de lo establecido en la Ley Orgánica 15/1999 de 13 de diciembre de Protección de Datos de Carácter Personal, le informamos que los datos de carácter personal que se faciliten y utilicen para escribir un comentario en nuestra web, quedarán incorporados en un fichero de titularidad privada cuyo responsable es la Associació CinemaNet, con domicilio en Calle Clot 187 en Barcelona CP: 08027, con la única finalidad de recibir y publicar sus comentarios.