Economía de cine: “El Padrino” y las PYMES

19/01/2017

Economía de cine

Albert Guivernau analiza la estructura organizativa de la inmortal obra maestra de Puzo y Coppola: sus fuertes raíces familiares, sus particulares principios por ilegales que sean, la capacidad de negocio y la indudable efectividad de sus actividades.

[Albert Guivernau. Colaborador de CinemaNet]

Don Vito Corleone es el jefe de una de las cinco familias que ejercen el mando de la Cosa Nostra en Nueva York en los años 40. Don Corleone tiene cuatro hijos. Cuando otro capo, Sollozzo, al rechazar el Padrino intervenir en el negocio de las drogas, intenta asesinarlo. Empieza una lucha entre los distintos clanes.

Sonny sustituye a su malherido padre y toma en sus manos las riendas de la organización criminal, ordenando una serie de ajustes de cuentas de los que salen eliminados varios elementos opuestos, entre ellos el propio Sollozzo y su guardaespaldas, el capitán de policía McCluskey. Estos son abatidos por el otro hijo de Don Vito Corleone, Michael, que huye a Sicilia. La cadena de asesinatos es interrumpida por el propio Corleone cuando, restablecido, vuelve a tomar el mando.

De que llegó la hora de restablecer la paz entre las familias se convence con la muerte de Sonny, víctima de una trampa tendida por el adversario. Tras un período de relativa calma, el padrino muere a consecuencia de un infarto. Michael ha regresado a los Estados Unidos desde su exilio siciliano y ahora es el nuevo Don, que salda varias cuentas pendientes, asesinando, entre otros, al más astuto de sus rivales, Barzini.

La Estructura organizativa familiar que presenta esta película es inestable pero efectiva a más no poder. Cualquier cosa que se propone el Padrino la consigue y su capacidad de negocio es muy superior a la de muchos empresarios “legales”. Todo el imperio de la mafia se fundamenta en hombres de confianza y honor. Lo que dice el Padrino se hace; esta es una capacidad que suscitaría envidia en muchos de los directivos de las grandes empresas. El Padrino, que vendría a ser el director general de la empresa, siempre tiene un consigliere, alguien de absoluta confianza que en el mundo empresarial vendría a ser un ayudante eficaz, leal, diligente y con sentido común, que solucione problemas como lo haría el propio directivo.

La Mafia cuenta con una estructura familiar; no es casualidad. Las familias son las estructuras que sustenta los países y, buscando lo mejor para los suyos, encuentran lo mejor para el país y para su desarrollo. El ambiente familiar ofrece confianza, comprensión y apoyo y es por esto que la mafia no es una multinacional sino que más bien se parece a una de las numerosísimas PYME (1) que existen en todo el país. Más del 90% de las empresas españolas son PYME; que generalmente desarrollan su actividad en un clima familiar.

(1) En España las PYMES representan más del 90% de las empresas españolas. Aunque la vida media de éstas oscila entre los dos y los cinco años, son muy importantes en el mercado laboral y económico del país; un ejemplo de la iniciativa personal de la población; más en épocas de crisis.

Las características más importantes de las PYMES son:

* Poca formación empresarial y mucha experiencia empresarial.

* Escasa capacidad de financiación.

* Formación técnica y posible obsolescencia tecnológica.

* Organización flexible, alta comunicación entre los trabajadores y la dirección.

* Integración del personal en un fin común.

Ahora nos toca a nosotros pensar si queremos trabajar en una gran empresa, en una PYME o formar nuestra propia PYME.


1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Cargando…
Imprimir artículo Imprimir artículo

Etiquetas: , , ,

Puedes dejar un comentario o enviar un trackback desde tu propio sitio.

Comenta en Facebook!

Deja un comentario

En cumplimiento de lo establecido en la Ley Orgánica 15/1999 de 13 de diciembre de Protección de Datos de Carácter Personal, le informamos que los datos de carácter personal que se faciliten y utilicen para escribir un comentario en nuestra web, quedarán incorporados en un fichero de titularidad privada cuyo responsable es la Associació CinemaNet, con domicilio en Calle Clot 187 en Barcelona CP: 08027, con la única finalidad de recibir y publicar sus comentarios.