Manchester frente al mar

03/02/2017

A partir de la historia de un hombre que debe enfrentarse a sus fantasmas del pasado, el director Kenneth Loregan arma en “Manchester frente al mar” un relato psicológico desgarrador a la par que sobrio.


 

CinemaNet Manchester frente al mar Casey Affleck

Título Original: Manchester by the Sea
Dirección:  Kenneth Loregan
País: EEUU
Año: 2016
Duración: 135 min.
Género: Drama
Interpretación: Casey Affleck,  Michelle Williams,  Kyle Chandler,  Lucas Hedges,  Tate Donovan,  Erica McDermott,  Matthew Broderick
Guión: Kenneth Loregan
Producción:  Amazon Studios / K Period Media / B Story / CMP / Pearl Street Films
Música:  Lesley Barber
Fotografía:  Jody Lee Lipes
Estreno en España: 3 de febrero de 2016


SINOPSIS

Lee Chandler (Casey Affleck), hombre tosco y nada sociable, debe regresar a Manchester, en la costa de Massachusetts, después de la muerte de su hermano. El notario le informa que Joe, su difunto hermano, en su testamento, lo dejó designado tutor de Patrick (Lucas Hedges), su sobrino de 16 años. Esta inesperada responsabilidad lo retiene en la ciudad, y vuelven a él los fantasmas de su pasado trágico.


¡Debate esta película en nuestros foros!


CRÍTICAS

[María Ángeles Almacellas. Colaboradora de CinemaNet]

Kenneth Lonergan nos ofrece un retrato psicológico de una gran riqueza. Lee, el protagonista, es un hombre totalmente quebrado por dentro, que súbitamente se ve obligado a abandonar el refugio de su soledad para involucrarse de nuevo en la vida de las personas. Pero ocurre que, cuando la profundidad de las heridas es tan insondable y el dolor que se reaviva es tan lacerante, recuperar las relaciones afectivas constituye una empresa tan descomunal que se hace difícilmente realizable.

La historia es desgarradora, pero la película es de una gran sobriedad. Los acontecimientos de la vida de Lee se van desvelando paulatinamente gracias a una construcción muy inteligente en la que, mediante flashbacks, se van entrelazando las antiguas experiencias traumáticas con su presente atormentado. De este modo la historia va profundizando en la psicología de Lee y su durísimo pasado.

CinemaNet Manchester frente al mar Casey Affleck

Esta hábil estructura narrativa, unida al realismo de las relaciones humanas de los personajes, va elevando la tensión dramática sin dejar respiro al espectador. Sin embargo, no cae en ningún momento en el tópico lacrimógeno y, aunque el drama se desarrolla en toda su crudeza, lo hace de forma contenida, con cierto pudor. Por eso la intensidad y el interés no decaen a pesar de un largo metraje de más de dos horas.

La atmósfera invernal del paisaje de la costa este de Estados Unidos contribuye a dotar a la historia de una nostalgia estremecedora. El frío gris en la tierra es como un símbolo de la ausencia de un sol interior que pueda caldear el alma. En la banda sonora, muy buena, destaca el Adaggio de Albinoni, que consigue detener el drama para que podamos contemplarlo y sentirlo en toda su magnitud. Es un momento mágico. Como portentosa es la escena del breve diálogo de Lee con Randi, su ex esposa, que como un flash, nos hace asomar a su alma rota.

Casey Affleck está soberbio en su papel de un hombre bloqueado por el dolor, pero sin caer en la exageración expresiva. Extraordinarias son también las interpretaciones de Lucas Hedges, el adolescente Patrick, entre niño desvalido y adulto seguro de lo que quiere; Michelle Williams, como Randi, la esposa de Lee; Kyle Chandler, como Joe, el hermano mayor fallecido. Todos ellos resaltan por encima de la acción la conmovedora trayectoria íntima de sus respectivos personajes.

Es una película magnífica sobre el dolor moral y la resiliencia, bajo la trama argumental de una historia de amor familiar y de amistad comprometida y desinteresada. Sin embargo, se echa de menos alguna mirada esperanzada, o por lo menos interrogante, hacia la trascendencia. No sólo porque los personajes de la historia sean católicos, pues, aunque no hay nada que nos lo indique, podrían serlo de forma meramente sociológica, sino -sobre todo- porque ante una situación extrema, cuando el hombre se siente incapaz de hacer frente a la desgracia que se abate sobre él, solo levantando la mirada hacia lo alto puede encontrar un último vestigio de sentido a su vida. El ánimo del espectador habría agradecido una pequeña luz de esperanza.

Crítica cedida por la Fundación López Quintás



¡Debate esta película en nuestros foros!


1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Cargando…
Imprimir artículo Imprimir artículo

Etiquetas: , , , , , , , , , ,

Puedes dejar un comentario o enviar un trackback desde tu propio sitio.

Comenta en Facebook!

Deja un comentario

En cumplimiento de lo establecido en la Ley Orgánica 15/1999 de 13 de diciembre de Protección de Datos de Carácter Personal, le informamos que los datos de carácter personal que se faciliten y utilicen para escribir un comentario en nuestra web, quedarán incorporados en un fichero de titularidad privada cuyo responsable es la Associació CinemaNet, con domicilio en Calle Clot 187 en Barcelona CP: 08027, con la única finalidad de recibir y publicar sus comentarios.