I am not your negro

06/04/2017

“I am not your negro” es un documental sobre el racismo en Estados Unidos a través de los ojos del escritor James Arthur Baldwin.


ESTRENO RECOMENDADO POR CINEMANET

Título Original: I Am Not Your Negro
Dirección: Raoul Peck
Guión: Raoul Peck / James Baldwin
País: Estados Unidos
Año: 2016
Duración: 93 min.
Género: Documental 
Interpretación: Samuel L. Jackson (narrador), con la aparición de James Baldwin, Harry Belofonte, Sidney Potier, Marlon Brando,  George W. Bush, Dick Cavett, Ray Charles, Gary Cooper,Joan Crawford, Tony Curtis, Doris Day, Bob Dylan, Shumerria Harris,Audrey Hepburn, Charlton Heston, Robert F. Kennedy
Productora: Velvet Film
Fotografía: Henry Adebonojo, Bill Ross IV, Turner Ross
Música: Aleksey Aygi
Estreno en España: 7 de abril de 2017


SINOPSIS

Una historia de rebelión tan sonada como la lucha por los derechos civiles en los sesenta se fraguó a diferentes ritmos en cada individuo. En el caso del escritor afroamericano y homosexual James Baldwin, la toma de conciencia fue en otro país. En los sesenta ya llevaba tiempo en París, como un exilio creativo, hasta que decide volver a su tierra natal y unirse a la reivindicación del resto de la población negra. Con imágenes, fragmentos de entrevistas y el texto del propio Baldwin, Samuel L. Jackson nos expone con su voz hacia una densa y poética antropología.


¡Debate esta película en nuestros foros!


CRÍTICA

[Jaime Pérez Laporta. Colaborador de CinemaNet]

El tema del racismo en Estados Unidos puede parecer algo repetitivo y anticuado. Estar enfadado por lo que pasó tiene su razón de ser, pero sin perdón, la sociedad no avanzaría jamás.“I am not your negro” pretende enlazar pasado y presente de Estados Unidos equiparando el racismo explícito de la primera mitad del siglo XX con el racismo encubierto que actualmente es tan denunciado en los casos de brutalidad policial. Para ello, Raoul Peck ha acudido a los escritos de James Arthur Baldwin.

Según el informe del FBI en los años sesenta, James Baldwin era un literato con éxito, homosexual -o no le importaba parecerlo- y que estaba decidido a sumarse a la protesta por los derechos civiles. Unos datos despersonalizados que infunden muchos prejuicios sobre la persona de Baldwin. Las entrevistas y conferencias del escritor emocionan porque, como poeta, era experto en verdad y belleza.

Volver al pasado y reabrir las heridas, para entender por qué las cicatrices de hoy parecen infectadas. Ese es el discurso del documental, porque, como dice Baldwin, “no todo lo que se afronta se supera, pero nada se supera si antes no se ha afronta”. Después de tanto tiempo, volver a pensar el asunto del racismo parece arriesgado. ¿Y si no se supera? No obstante, los casos de brutalidad policial, el ascenso de líderes nacionalistas en Occidente, los índices de criminalidad y pobreza en Estados Unidos… todo esto nos dice que algo no marcha bien.

¿Y por qué debería interesarnos un documental así? No creo que sea interesante, si lo que busca el espectador es una radiografía objetiva de los hechos de los sesenta. No olvidemos la intención política que hay detrás: vuelve al pasado para arremeter con más fuerza contra los posos de racismo que hayan quedado en el presente. El racismo en los datos, en las estadísticas, en lo concreto… nos hace difícil juzgar y difícil actuar.

En cambio, una reflexión profunda sobre el racismo va mucho más allá de los datos o los índices de pobreza. Es un debate antropológico: todo ser humano es digno o hay excepciones. Las afirmaciones de Baldwin son pasionales y, a la vez, razonables. Reclaman justicia y se muestran neutrales ante el odio de unos y la ingenuidad de otros, quiere entender al ser humano antes de tomar cualquier medida, porque atisba en él un misterio complicado.

El espectador encuentra una visión intermedia entre Malcom X y Martin Luther King, dos activistas gigantes con dos proyectos distintos para los afroamericanos: la revolución activa o la revolución pacífica. En cambio, Baldwin no quiere saber nada de proyectos. El poeta, el artista, es el único que puede pararse a contemplar toda la complejidad del ser humano, los demás necesitan actuar, y no tienen tiempo de considerarlo todo.

Baldwin va más allá. Más allá incluso que el documental, pues no parece contento con un mundo igualitario, ni siquiera con un mundo dominado por los negros. Baldwin dice que no es pesimista y, aun así, todas sus aproximaciones al dolor y al odio que produjo el racismo en Occidente, son terriblemente auténticas. Quiere filtrarlo todo por su sensibilidad: que nada quede sin ser pensado, odiado y amado. El problema es que todo parece demasiado, también para el poeta, que con ello se atormenta.


¡Debate esta película en nuestros foros!


1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Cargando…
Imprimir artículo Imprimir artículo

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Puedes dejar un comentario o enviar un trackback desde tu propio sitio.

Comenta en Facebook!

Deja un comentario

En cumplimiento de lo establecido en la Ley Orgánica 15/1999 de 13 de diciembre de Protección de Datos de Carácter Personal, le informamos que los datos de carácter personal que se faciliten y utilicen para escribir un comentario en nuestra web, quedarán incorporados en un fichero de titularidad privada cuyo responsable es la Associació CinemaNet, con domicilio en Calle Clot 187 en Barcelona CP: 08027, con la única finalidad de recibir y publicar sus comentarios.