Que Dios nos perdone

Decía un ronco Joaquín Sabina que en Madrid el sol es una estufa de butano y la vida, un metro a punto de partir. El joven director Rodrigo Sorogoyen se lo ha tomado al pie de la letra en su última pe…