La favorita

El griego Yorgos Lanthimos no es conocido precisamente por dirigir películas cálidas. Ni Canino ni Langosta ni El sacrificio de un ciervo sagrado son obras especialmente agradables: viendo esta última…

El sacrificio de un ciervo sagrado

Desde el primer segundo, El sacrificio de un ciervo sagrado es una oda a la incomodidad. Sus primeros compases nos plantan en la cara un órgano latiendo durante una operación quirúrgica a corazón abie…

Rey Arturo: La leyenda de Excalibur

Guy Ritchie es un hombre de gustos sencillos: le gusta la pólvora y notar en sus venas cómo se dispara la adrenalina. También le gusta hablar de gángsters: de sus códigos de honor, de su miseria y de …