Todo el dinero del mundo

Pocos directores podrían decir que son capaces de rehacer una cinta en tan solo nueve días. Ridley Scott es uno de ellos. Tras el escándalo sexual de Kevin Spacey, que ya había grabado sus escenas com…