5 engaños de las pelis aptas

Mi madre siempre veía todas y cada una de las películas antes de ponérnoslas. Bendita sea. Ahora me doy cuenta de cuántas horas dedicó para no embrutecer nuestra inocencia. Gracias mamá.…