Artículos

Las mil muertes de Hipatia: cómo la historia ha tratado a la filósofa de Alejandría

Comentarios (34)
  1. Maria dice:

    Muchas gracias por darnos acceso a la verdadera historia. Es muy doloroso que se manche la verdad con falsificaciones y manipulaciones. Su trabajo es oxígeno que libera de esa cadena que desde el cine, etc. no deja volar hacia la realidad de la historia.

  2. jesús dice:

    No está en la naturaleza de una obra de arte el ser una reconstrucción científica y objetiva de la historia. No deja de ser ridículo que se indignen por las “falsificaciones históricas” quienes adoran un libro que las tiene, literalmente, a miles, y quienes han producido a lo largo de dos mil años tantas y tantas historias “dulcificadas” (basta ver cualquier película “beata” de vidas de santos y cosas así).
    .
    Amenábar ha hecho un canto contra la intolerancia; si miramos al mundo de hoy, la descubrimos en muchísimos sitios, y lo que hace falta es el valor de condenarla y de oponerse a ella. Por fortuna, el cristianismo de hoy es más manso que el de hace siglos, y aunque en otras épocas hayan convivido cristianos que practicaban el amor al prójimo, con cristianos que se dedicaban a liquidarlo, estaría bien que los cristianos de hoy reconocieran las salvajadas de algunos de los que cometían tan horribles crímenes en nombre de su fe.

  3. Buenismo cantarín... malo de solemnidad dice:

    “Amenábar ha hecho un canto contra la intolerancia…” (Jesús)

    Ya, sí, todo muy bonito, relajado y soñador, pero al cantor bien pagado le ha salido un enorme gallo y la ópera ha resultado pésima. Un carísimo bodrio por así decir. Al final el que pringa es el cine, y el pringado que pierde su tiempo y sus euros en la sala. La pena es que no se proyectase ese feliz “canto” en El Corte Inglés, donde si no estás satisfecho, te devuelven el dinero; qué tíos más honrados…

  4. Anónimo dice:

    He leído y disfrutado como pocas lecturas las cartas de Sinesio de Cirene (traducidas en Gredos). Es un ser, para mí, mucho más interesante que Hipatia (tal vez porque de ésta nada se conserva): sensible, vitalista, inteligente e irónico observador, enamorado de la ciencia… que al final vio morir impotente uno por uno a sus pequeños hijos; y, sin embargo, fue capaz de sujetar con dolor el mástil de la esperanza hasta que su propia nave vital sucumbió. Su último asidero a la existencia, además del religioso, era poder mantener viva, aunque fuese por carta, la unión con su venerada maestra Hipatia. Ahora me acabo de enterar que el niñato creído y forrado de Amenábar le ha clavado un calumnioso rejón a su memoria en su indecente película para incultos; esto le delata como un tipo sin honor que no merece el nombre de artista. Jamás veré “Ágora”.

  5. Eduardo dice:

    Sobretodo este comentario va para jesús. Que curioso que siempre siempre siempre se uitilice el Cristianismo para darle leña. Por lo visto nunca ha hecho nada bueno. Por qué será que nunca se habla del islamismo con sus leyes y castigos por ejemplo. La iglesia ya ha pedido perdón por lo que tenía que pedirlo, pero la sociedad nunca le da las gracias por todo lo que hace día a día. Residencias, comedores, misiones, etc etc etc……..

    Al ingorante amenabar se le ha olvidado mostrar en su pelicula como comían los leones en los circos romanos. Entonces estaban los buenos paganos cultos y semilla de los progres de hoy. Animo jesús que seguro que convenceís a muchos incultos que no saben nada de historia. Un saludo

  6. Fernando dice:

    No se debe presentar como histórica. No lo es. Se ha cogido a un nombre histórico y se le ha desnaturalizado, presentándolo como icono del “matrix progre”:
    1) Rachel Weisz, de 38 años, es muy guapa, pero para nada se parece a Hipatia cuando murió en el año 415 con 61 años.
    2) No fue famosa por sus dotes de astronomía por más que en la película se empeñen terca y cansadamente, atribuyéndole haberse adelantado a Kepler.
    3) El obispo cristiano Sinesio de Cirene –única fuente coetánea que se conserva sobre ella–, la llama en sus cartas «madre, hermana, maestra, benefactora mía». El citado obispo, a quien en la película se le hace traidor y cómplice en el asesinato de la filósofa, murió dos años antes que ella, así que es imposible que tuviera nada que ver con su muerte. Por cierto, sus cartas son excelentes, esas sí que merecen la pena ser leídas.
    4) Ella fue virgen hasta el final, pero no vivió la castidad como ha dicho la protagonista, que se ha declarado feminista radical, «para ser igual que un hombre y poder ejercer una profesión con plena dedicación». Lo hizo porque, coherente con su filosofía, ejercía la Sofrosine, es decir el dominio de uno mismo a través de las virtudes entendidas como el control de los instintos y las pasiones.

    5) Hipatia nunca fue directora de la Biblioteca de Alejandría, ni ésta fue destruida por los talibanes cristianos. La biblioteca fue incendiada por Julio César, saqueada junto con el resto de la ciudad por Aureliano en el año 273, y rematada por Diocleciano en 297. Es verdad que en el año 391 fue destruido lo que quedaba del templo del Serapeo después de la destrucción por los judíos en tiempos de Trajano, y también el repaso que le pegó Diocleciano, quien, para conmemorar la hazaña, puso allí su gran columna, razón por la cual los cristianos lo destruyeron

  7. Aaoiue dice:

    En una palabra: gracias.

  8. Gorky_5 dice:

    Fui al cine por la simple curiosidad de ver una “superproducción” con firma española. Reconozco, sin que ello me avergüence, que nada sabía de Hypatia y su historia y por ello la película en general me resultó impactante.

    Ahora, después de leer varios artículos se me ocurre la siguiente pregunta absurda:

    Si AMENÁBAR comete tantos fallos históricos… ¿como es posible que nadie se lo advirtiera?

    Un cordial saludo,
    Gorky_5 (gorky_5@hotmail.com)

  9. Un Bardo en Tartessos dice:

    Soy Musicólogo, Investigador y profesor de Historia de la Música. Hace unos días asistí al esperadísimo estreno de “Agora” y digo esperadísimo porque soy amenabariano desde “Tésis”. Para mí, la obra maestra de Amenábar, sin embargo, es “Los Otros”; la considero una Obra de Arte. Ayer acudí al cine con muchas espectativas, pues en esta ocasión el tema de la película tocaba muy de cerca el de mi investigación, que es la Música en la Antigüedad. He de decir que la escena en la que aparece Orestes tocando el “Aulós” quedé ciertamente impresionado por la documentación histórica de la performance. Incluso la música que interpreta el personaje es verosímil. Lo mismo ocurrió en la escena de los músicos judíos. En ese instante,la película ya me había cautivado… aunque, a medida que avanza la trama percibí que el rigor histórico es discutible discutible. Me explico. Lo que más me llamó la atención es la escena en la que Orestes, ya Pretor, habla con Hipatia para que se entregue a los parabolanos. En dicha escena aparece la famosa estatua de la Loba Capitolina que amamanta a Rómulo y a Remo. Pues bien, me parece un error indigno de Amenábar el que no reparase que la estatua en cuestión aparece en la película tal y como se conserva hoy en día, es decir, los niños que toman la leche de la loba fueron incluídos a la escultura durante el Renacimiento. O sea, en la Alejandría del siglo IV d.C. no conocían la estatua que aparece en la escena. Por otro lado, ya podría haberse asesorado a la hora de incluir las inscripciones en griego de los compartimentos de la Biblioteca. La palabra “Historia”, en griego, no se escribía con H. De hecho, la H era la letra griega “Eta” (una “e” larga), en mayúscula. La hache, como la entendemos en castellano, no existía en el alfabeto griego clásico, ni en el copto (es decir, el que se hablaba en Alejandría en aquella época). En definitiva, la palabra “Historia” se escribía ‘ISTOPIA en griego, con la peculiaridad de que delante de la “Iota” se escribía el “espíritu”; es decir, la “hache aspirada” que podemos pronunciar hoy día como ocurre en el inglés, por ejemplo, con la palabra “House”. Son dos errores que desde el punto de vista de un historiador restan seriedad en una película de este tipo. ¿Dónde estaban los asesores de Amenabar cuando se editaron esas imágenes? En resumen, yo le pondría un 8 a Amenábar (tras un pequeño tirón de orejas). Saludos a todos.

  10. Rapsoda dice:

    Muy acertadas tus observaciones, Bardo, sobre todo la de la hache y la iota. Yo, en cambio, creo que “Ágora” merece una nota muy inferior a la que tú le concedes. No se puede ‘aprobar’ siquiera Historia si empiezas mintiendo en aspectos cruciales, por muy novelada que sea la mentira. Para ser honrado entonces Amenábar debería haber hecho ficción y dejar de manipular a tanto inculto que sale creyendo que lo que allí se cuenta “pasó de verdad” en todos sus extremos.

  11. irichc dice:

    Jesús:

    El día en que los cristianos hagan una película pretendidamente histórica donde figuren como villanos todos los ateos, siendo éstos ya una turba anónima, ya personajes emblemáticos e identificables, ¿lo llamarás canto a la tolerancia o usarás otro nombre?

    Gracias, Miguel Ángel.

  12. El Pinto dice:

    Muy interesante. Lo cierto es que a mí como podéis ver en el post de mi blog, interesa el momento histórico en el que el Cristianismo de la mano del poder político toma su fuerza y argumentos. Por otra parte la mujer y su papel dentro del mundo religioso, cada vez más apartado de su calidad de persona, sin opinión dentro de la toma de decisiones.
    Saludos
    el-pinto.blogspot.com

  13. Robert Hache dice:

    A diferencia de muchos de los que habéis comentado, mi formación y mis conocimientos sobre la Historia no son tan elevados, pero aún así me cuesta entender el motivo de muchas críticas. El artículo me resulta, con todos los respetos, una pataleta de niño pequeño, algo repelente, que con datos y una pizca de demagogia pretende resaltar los valores del cristianismo. A mi entender, Amenabar hace una crítica de las religiones versus la ciencia. Paganos, cristianos y hebreos, la misma (y perdón por la expresión) mierda son. No creo que sea una obra anti-cristiana, en todo caso sería anit-ser humano. Si hay referencias al cristianismo es lógico ya que estamos en un contexto histórico que es la puerta de entrada a la Edad Media, y no creo que haga falta listar (una vez más) las consecuencias y el retroceso que trajeron consigo, y del que sin duda, la religión cristiana tuvo mucho que ver.
    A mí como novela historica me parece muy interesante, especialmente teniendo en cuenta que hoy en día algunas religiones siguen cuestionando la ciencia y le dan más valor a la fe. Y peor todavía, algunas religiones, siguen dejando a la mujer en un papel secundario. Gracias a Dios (nunca mejor dicho) el cristianismo se ha desprendido de algunos de esos “tópicos”.

  14. Fernando dice:

    Bueno, pues en muchas películas de “romanos” salen los tópicos de las persecuciones contra los cristianos.

    No creo que haya que escandalizarse porque haya ¡una sola película! de romanos donde se habla de las persecuciones de los cristianos.

  15. Receta Amenábar 'contra el fanatismo': odiar a los cristianos, y decir que no es a ellos... dice:

    Yo, por mi parte, Fernando, preferiría que cuando se hable –sea mucho o poco– de las persecuciones de los cristianos, al menos se diga la verdad, no como en la falaz “Ágora”. Vamos, si no es mucho pedir…

  16. Fernando dice:

    Comparado con el montón de películas de romanos con lo de “cristianos a los leones”, se han hecho poquísimas películas sobre las persecuciones de los cristianos.

    Y dime en qué asunto (en relación con la persecución) es falaz “Ágora”

  17. Enrique dice:

    A mí me parece ke falla en varios aspectos generales y en detalles (lo de la loba capitolina no tiene disculpa), pero me pareció profuna en su trato de ciencia y religión cuyos ámbitos no son excluyentes. La escena del reparto del pan en la iglesia ensalza los valores cristianos, no creo que se desprecie la importancia de la nueva fe, pero entre todos esos personajes se queda con la persona de Hipatia por su singularidad. Pero como se le dice en la película a Hipatia, de qué sirve la Filosofía cuando el mundo se está cayendo a pedazos?? El mundo antiguo pereció de viejo, de muerte natural, no porque fuese asesinado por el cristianismo, y desde mi punto de vista esa realidad compleja sí se refleja bien en la película.

  18. Falaz e ideológica 'Ágora' dice:

    “Y dime en qué asunto (en relación con la persecución) es falaz ‘Ágora'”.

    -No hay pruebas de ninguna implicación ni activa ni pasiva de San Cirilo en el asesinato de Hipatia (ni con versículos descaradamente descontextualizados de San Pablo, ni sin ellos).

    -La “memoria histórica” del obispo Sinesio de Cirene aparece irresponsablemente deformada y fementida haciéndolo pasar por traidor a su maestra y cínico cómplice de sus verdugos.

    -Cirilo no ordenó matar a mujeres y niños judíos, sino que su respuesta a la masacre hebrea sobre los cristianos fue confiscación y destierro (la legal en la época, Codex Theodosianus).

    -Los cristianos no apedrearon a los judíos en ningún teatro, sino que fueron éstos los que empezaron la guerra acusando sin pruebas a un tal Hiérax, cristiano sentado entre el público, de ir allí a armarla.

    -No consta en sitio alguno que los cristianos destruyeran libros en el asalto al templo de Serapis (ataque legal: decreto “Cunctos populos” de Teodosio I).

    Y esto es sólo un botón de muestra –aunque decisivo– de todo lo que se miente en la película para hacer daño a los cristianos de hoy… bajo el prestigioso manto indebidamente usurpado de la Historia.

  19. Lola Petit dice:

    A mí me parece que concluir un argumento histórico con frases como…
    “densos celajes se ciernen sobre los cristianos; diócesis enteras quedando huérfanas de sus pastores que huyen abrumados del terror vándalo”
    “(…) resiste entre sus feligreses un anciano Agustín que, escribiendo bajo el shock de saber la Ciudad maestra de pueblos impíamente saqueada y a una nube de Alaricos prestos a cruzar el mar”
    Y cerrrar el post con… “pese a los misteriosos pesares, la guía y gobierna la Providencia.”

    … son buena muestra del corte ideológico del artículo.

    Me parece importante fijarnos, no tanto en los datos objetivos que conforman el artículo, sino en el argumento de fondo. En lo que he podido apreciar, el autor pretende desmontar la tesis de la Iglesia como perseguidora de lo “distinto” a ella.
    Me gustaría saber si eso: que la Iglesiá buscó anular y reprimir otras opciones religiosas y filosóficas, utilizando la violencia y manipulando en el poder… es una ficción histórica.

    La Iglesia tiene una pasado cruel y violento. En su nombre se han hecho auténticas salvajadas, instigadas por la propia institución. Esta es una verdad histórica.

    En ese sentido, rechazar lo innegable está fuera de lugar, y pretender disfrazarlo con argumentos correctos e interesantes, supone convertir esos argumentos en niebla dispersante. Para mí, el autor del post ha utilizado la Historia para sus propios fines ideológicos.

    En relación con Amenábar, este es un artista y la película una obra de ficción y entretenimiento. El autor del artículo, no: pretende revestirse de la dignidad y prestigio del Historiador. Amenábar pretende contar una historia. Cuando vas al cine, sabes que estás viendo una “obra de arte”, que puede ser cierta o no. Cuando lees un artículo técnico, te fías del prestigio del especialista, concluyendo que él busca la verdad.

    La exposición sucesiva de argumentos históricos no tiene por qué concluir en una verdad histórica.

    La totalidad no tiene por qué ser la suma de las partes.Y aquí se demuestra.

  20. Lola Petit dice:

    Aquí aporto un hipervínculo sobre la historia de Hipatia, en la que además se aporta la bibliografía y otros vínculos.
    http://thales.cica.es/rd/Recursos/rd97/Biografias/43-1-b-Hypatia.html

    Podréis comprobar la hipótesis que expongo acerca de los efectos de la ideología sobre la “objetividad”.

  21. irichc dice:

    Lola:

    Un historiador puede mostrar su ideología mientras no oculte ni distorsione la verdad por su causa. Argumentará para ello todas sus posiciones y no corromperá los testimonios para mejor encajarlos en su discurso. Ahora bien, el caso de Amenábar es el contrario, y de ahí su ilegitimidad: manipula la realidad histórica sin renunciar a parecer veraz, al tiempo que, apoyado por el gran repertorio de ilusiones y fingimientos que le prestan la imagen y la interpretación, se niega a declarar el afán doctrinario que lo mueve. No son los hechos los que disponen su odio: es su odio el que dispone los hechos.

    En ningún momento dice el director haber querido hacer una obrita edificante inspirada en acontecimientos reales, o un relato sobre algo que escuchó y no se ha molestado en comprobar. Por el contrario, a la menor oportunidad presume de fuentes históricas, pese a que en lo esencial no las respeta y limita su rigor a cuestiones de detalle. Invariablemente dirige su manipulación a denigrar a las religiones en general y al cristianismo en particular. En nada las disculpa o elogia, y exagera tanto como cree preciso para hacerlas culpables de todo el mal del mundo. Como todo historiador, aspira a pronunciar una tesis sobre el pasado que influya en nuestra consideración del presente y que mueva nuestras consciencias, algo difícil de lograr si confesara que parte de una pura fábula. Su misión, pues, no es simplemente entretener, sino denunciar o exaltar, según se trate.

    La suya no es una falsificación más en la historia de los guiones cinematográficos. Es la ocultación sistemática de lo que se sabe cierto y la exposición reiterada de lo tenido por falso. Es la dramatización de una calumnia contra personajes reales, contra una religión real y contra una época real. Un juicio simbólico a otro tiempo, metáfora del nuestro, cuyo veredicto se extiende hasta nosotros y nos interpela.

  22. irichc dice:

    En “Ágora” no sólo encontramos metáforas, también sinécdoques. Se toma un episodio violento en una ciudad levantisca y temporalmente convulsa como característico de todo el cristianismo. Se toma a una científica (atea en la película) como representante de todo el paganismo, o al menos de aquella parte de la que nos consideramos sus herederos. Esto hasta cierto punto es inevitable, ya que se elige narrar algo extraordinario y ejemplar. Pero, en en este supuesto, agrava la mentira de base.

    No se nos quiere explicar tanto el qué como el porqué, para lo cual se recurre a mucho más que meras especulaciones. Se atribuyen crímenes inexistentes (lo que es criminal) y mezquindades inventadas (lo que es mezquino) sin otro motivo que la animadversión al personaje por lo que simboliza. Por si fuera poco, se presenta la miseria moral no como una característica particular de determinados individuos, sino como un hado terrible que arrastra a todos los creyentes y los ciega subyugando su voluntad y envenenando su inteligencia. El mal no es aquí una anécdota histórica, sino una conspiración sostenida contra el orden, las luces y la civilización; no es un capítulo pasado a lamentar, sino una amenaza presente a prevenir.

    Se hace pasar por sediciosa e insaciable una religión pacífica y constructiva, enemiga del orgullo; por inculto y “asiático” un espíritu que supo fundir y conservar lo mejor de la cultura clásica; por enajenante un credo que libró a los hombres de la pueril superstición idólatra y los obligó a desconfiar de sus instintos; por enfermiza una fe que purificó las costumbres y mejoró las leyes.

    A través de un delirante anacronismo se vincula a la antigua filósofa con el moderno Galileo a fin de atacar lo que se estima que es el flanco débil de la fe cristiana, a saber, su relación con las ciencias. Sin embargo, no estuvieron la ciencia y la religión paganas tan bien hermanadas como simulan los apologistas de una falsa Arcadia. Escribe Montesquieu:

    “Ved en Plutarco, Vida de Nicias, cómo los físicos que explicaban por causas naturales los eclipses de luna resultaron sospechosos al pueblo. Se los llamó “meteoreros”, persuadidos de que reducían toda divinidad a causas naturales y físicas, hasta que Sócrates cortó de raíz con todo, al someter la necesidad de las causas naturales a un principio divino e inteligente. La doctrina de un ser inteligente fue hallada por Platón como un preservativo y defensa contra las calumnias de los celosos paganos.”

    ¡El monoteísmo como salvador de la ciencia antigua! Por partida doble, además: contra el vulgo supersticioso, mediante la filosofía, y contra las hordas bárbaras, mediante la religión. Desde Platón hasta el Renacimiento.

    Hay mal y crueldad en la larga historia de la Iglesia, pero nadie prometió que con ella el vicio se extinguiría como las nieves bajo el sol, profetizándose más bien lo contrario. En el Evangelio no hay ninguna lección de odio; a lo sumo, de desprecio. Hay odio en la película de Amenábar y un deliberado propósito de engañar con el falaz fin de hacernos mejores. Cuidémonos de los nuevos sacerdotes para no arrepentirnos a la postre de haberlos creído y encumbrado.

  23. Impresionante, Irichc dice:

    Y muy profundo, clarividente y aleccionador.
    Gracias

  24. que verguenza dice:

    Que verguenza que todavia existan fascisas, que poco hemos avanzado…

  25. Warrior dice:

    Para que el Nuevo Orden Mundial satanista y sionista se pueda establecer sin oposición, es necesario que el cristianismo sea desacreditado y que las mentes de los goyines sean confundidas para dejarlos sin capacidad de oponerse.

    Por ello, Agora debe ser considerada mera propaganda satanista y Amenábar un agente sionista.

  26. Juan Carlos dice:

    Como en toda leyenda negra:

    Hipatia murio asesinada,verdad.
    Fueron los cristianos, exageración.
    Por órdenes de San Cirilo, mentira.

  27. Gran fracaso de "Ágora" en todo el mundo... dice:

    …menos en España, que es Mátrix.

    En los Estados Unidos:

    http://www.forumlibertas.com/frontend/forumlibertas/noticia.php?id_noticia=17680&id_seccion=9

    En Europa:

    http://www.elblogdecineespanol.com/?p=1408

    Pero los medios españoles de masas callan como…

  28. Francisco dice:

    Es muy interezante ver la historia, porque hay muchas cosas que no sabemos. Saludos. Bye.

  29. JJpetro dice:

    Punto numero uno…la pelicula hace un ataque al cristianismo por una sencilla razón en mi opinión, por que nosotros mismos miramos como algo ajeno a este planeta lo que ocurre en el mundo islámico, pueblos de E.E.U.U…y cerramos los ojos cuando nos ponen delante las atrocidades que se cometieron y se comenten a dia de hoy en nombre de un dios cristiano. Los seres humanos somos animales completamente irracionales ya que no buscamos un bien común cosa que hacen el resto del mundo animal que se aglutina en sociedades.
    La religión no tiene culpa de ninguna muerte, la tiene nuestra propia naturaleza. Únicamente resulta un medio para algunos para satisfacer sus inquietudes y deseos.
    Quien quiera creer en una fe, aya él. Aportaría más al bien común si sus antepasados se hubieran quedado en africa recogiendo frutos del suelo con el cuerpo cubierto de pelos.
    Respecto a los ateos que quieren dar lecciones de moralidad racional etc…aportáis lo mismo que aquellos que podrían haberse quedado en la sabana africana.
    Los únicos que han aportado algo son las personas que se han preocupado por mejorar lo que les rodea, médicos,enfermeros,científicos,músicos…etc.
    Lo que está claro es que si todo el planeta se hiciera de una religión de forma devota y ateniendose únicamente a su doctrina viviríamos igual que hace 2000 años, época en la que la vida de un hombre valía lo mismo que la mosca que mataste este verano.

    1 saludo

  30. JJpetro dice:

    Edito…¿Qué diferencia,si la hay, existe entre un ser que abraza la reliión pagana, cristiana, judía…?no tiene 3 brazos más, ni es mas maligno, ni absolutamente nada más…sigue siendo un ser humano que reacciona de forma muy violenta y sádica por razones que sólo el propio individuo cree entender. Esto viene a que sólo teneís que poner las noticias hoy cuando comaís en vustras casas para ver que sucediera o no de verda lo acontecido en la película es completamente posible. Acaso, ¿ser cristiano te altera genéticamente?¿Cuántos indios mataron los españoles en sudámerica?seguro que muchos más que todos los judíos que el olocausto de la 2ª guerra mundial provocó. Querer ver la película de Almenábar como algo anticristiano y sectario me parece simplemente ridículo, no es más que la repetición de una misma historia que ha acontecido millones de veces a lo largo de nuestra historia como especie y a menos que todos nos empececmos a dar cuenta seguirá siendo así hasta que algun descerebrado como los cristianos de la película se haga con algo mucho más peligroso que un rastrillo y acabe por fulminarnos a todos. Espabilad de una vez y dejaros de dioses,herejes, ateos y toda esas chorrada. Coger un libro de historia y mirar lo que han hecho nuestros antepasados y lo que siguen haciendo nuestros contemporáneos. Si despúes de eso sigues queriendo dedicar un sólo segundo de vuestras vidas a algún “dios” espero no conoceros nunca en mi vida.
    Otro saludo

  31. blas bingata dice:

    El que se pica… ajos come..

  32. Primero Hypatia era de Origen Griego, descendientes de los Antiguos Filósofos Griegos, los verdaderos Padres de la Civilización, ella tenia superdotación Intelectual Griego Helénica, nacida en Alejandria, ciudad Fundada por Alejandro Magno, que despues desarrollo el ancestro de Cleopatra, Ptolomeo I Soter, General de Alejandro. Según la historia que desde hace 2000 años, mis ancestros nos vamos pasando de Griego a Griego, es muy similar a la película. Recuerden que los libros lo escriben religiosos. HAy que volver al Helenizmo de la Antigua Grecia.

Dejar un comentario.

Your email address will not be published. Required fields are marked *

He leído y acepto el aviso legal.