Artículos

Cars o no Cars: that’s the question

Artículo anteriorEl bola
Comentarios (8)
  1. clucena dice:

    ¿Es necesario que el malo exterior sea más potente que el interior?… Pienso que lo que hace muy interesante a Cars es el gran cambio del personaje, su evolución interior… es uno de los mejores ejemplos que encuentro en el cine de animación de la trama 12 de Ronald Tobías (la transformación)… pienso que estamos demasiado acostumbrados a que siempre halla un malo evidente, un antagonista claro… pero en Cars es muy sutil porque lo fundamental lo marca el propio protagonista… Y sí, Cars 2 puede que sea la más floja… quizás es más una estrategia de merchandising… Y ya sabes lo que dicen, menos en El Padrino, segundas partes nunca fueron buenas…

  2. jaumefv dice:

    Hola, Clucena,
    a tu pregunta, respondería: no, no es necesario. Ahora bien, para que el guión tenga fuerza, si sólo pones un “antagonista interior”, éste tiene que tener, también, mucha fuerza. Si no, se cae en el problema del “aburrimiento”: Cars es muy larga (más de 2 horas) y es fácil desconectar. Digamos que el exterior hace avanzar al interior. Pero si ése no está, el otro flaquea.
    Pienso que en Toy Story está mucho mejor trabajado ya que el “enemigo” interior tiene mucha fuerza y también el exterior que, de hecho, no es sólo Sid sino que también, en parte, lo llegan a ser los otros juguetes y quizá especialmente el Sr. Patata, por su “modus operandi” de crear cizaña y sospecha continua.
    Pero bueno, es lo que a mí me parece. Eso sí: repito que Cars, me gustó. ¡Muchas gracias por tu comentario!

  3. juanluis dice:

    yo creo que lo que dice jaume es que “cars” es la más floja de Pixar, como elemento comparativo. No implica que sea mala, sino que, comparandolas entre ellas, es “la más débil”. Y estoy de acuerdo. A mí me gustó, pero ciertamente, si tengo que elegir las 5 mejores pelis de Pixar, Cars no estará entre ellas… Y las pistas que das acerca de los “enemigos interiores o exteriores” me gustan. Aunque sería magnífico hacer un reportaje más amplio sobre este tema… El proceso evolutivo de Rayo me parece flojito, la relación con los amigos, blanda…¿Donde viene eso de “las trama 12”? supongo que será en algún libro sobre guión, verdad? Me resulta muy interesante eso de la evolución interior. En casi todas las pelis (animación o no), es la parte que más me gusta. “Cars 2”, ya veremos cómo sale…. GRACIAS!

  4. jaumefv dice:

    Juan Luis, el libro lo conozco bastante y me parece muy bueno: “El guión y la trama”, de Ronald B. Tobías. La “trama 12” es la que habla de la evolución de la película como transformación del protagonista. De hecho, pienso que es una trama muy usada, pero normalmente tiene otra/s de apoyo. Como he estudiado bastante las evoluciones de los personajes de las dos primeras Toy Story, lo desarrollaré en mi blog. Espero ponerme, también con Cars…

  5. Ana María dice:

    Jaume,
    estoy de acuerdo contigo, aunque sólo en parte. Chick, ell villano de Cars, está a la altura del protagonista. Rayo tiene aun problemla de caracterización muy fácil de detectar, si se compara con otros protagonista de Pixar. Si te fijas, todos los perotagonistas de Pixar son multidimensionales y sus motivaciones son SIEMPRE valiosas y convincentes. Lamentablemente, Rayo no es así. De este modo, para cuando llega el primer punto de giro, el espectador no se siente muy preocupado por su viaje y lo que le pueda pasar.

  6. jaumefv dice:

    Tienes razón, Ana María: no me había fijado en este punto, muy interesante. Me da la sensación que “la culpa” la tiene el hecho que, en el fondo, sea el mismo Lasseter el que se haya querido reflejar (él lo ha dicho muchas veces): al final, hablar de uno mismo, siempre es difícil y hacerlo en profundidad, quizá aún más. A ver si lo ha mejorado en Cars 2. ¡Muchas gracias!

  7. Ana María dice:

    Tienes razón, aunque el no firma ninguno de los dos guiones… Además, las posibilidades expresivas de los coches contribuye que la empatía no sea tanta. Un saludo

  8. jaumefv dice:

    Efectivamente, no firma como guionista, pero sí como el artífice de la historia. Es verdad que las posibilidades expresivas de los coches son muy limitadas, pero a mí me parece que eso es, precisamente, una de las cosas más conseguidas: realmente les consiguen dar gran expresión, ¿no te parece? No sé si ya has visto Cars 2 (¿sí?), pero los clips que he visto me parecen espectaculares.