Harry Potter y las reliquias de la muerte II

15/07/2011

ESTRENO RECOMENDADO POR CINEMANET

Año de producción: 2011
Dirección:
David Yates
Actores: Daniel Radcliffe (Harry Potter), Rupert Grint (Ron Weasley), Emma Watson (Hermione Granger), Ralph Fiennes (lord Voldemort), Michael Gambon (Albus Dumbledore)
Guión:
Steve Kloves; basado en la novela de J.K. Rowling.
Música:
Alexandre Desplat
Fotografía:
Eduardo Serra
Montaje:
Mark Day
Diseño de producción:
Stuart Craig
Distribuye en cines:
Warner Bros
Duración:
130 min.
País:
USA
Género:
Aventuras, fantástico
Estreno en España:
15 de julio 2011



SINOPSIS

Tras Harry Potter y las Reliquias de la Muerte: Parte I, llega la segunda parte de la batalla final entre las fuerzas del bien y el mal. El juego nunca ha sido tan peligroso y nadie está a salvo. Se acerca el momento de la confrontación final entre Harry Potter y Lord Voldemort. Todo se termina aquí…


¡Debate esta película en nuestros foros!


CRÍTICAS

[Ana María Pérez- Guerrero. Colaboradora de Cinemanet]

Se trata de la segunda parte de la adaptación del último libro de la saga de Harry Potter. En ella Harry, Ron y Hermione continúan en su búsqueda de horrocruxes –objetos que contienen partes del alma de Voldermort-, con el fin de destruir definitivamente al Señor tenebroso.


David Yates dirige la cinta, como ha venido haciendo desde 2007 con el resto de películas del joven mago.

Harry Potter y las reliquias de la muerte no presenta ninguna novedad respecto a las entregas anteriores. Sin embargo, dada la complicación de la trama, hay más luchas y las pruebas por la que el protagonista y sus amigos tienen que afrontar son más duras. En esta ocasión, Harry Potter tiene un encuentro con la muerte mucho más intenso que en otros de sus filmes. De este modo, el tono se hace más sombrío y el humor no está tan presente, aunque la caracterización poco lograda de los personajes en el epílogo cause cierta gracia.

La muerte de algunos personajes importantes de la historia, la revelación de secretos y la conformación de nuevas parejas harán que el impacto emocional de la acción sea mayor en los seguidores de las películas del joven mago, que en aquellos que no lo son. Al igual que sus predecesoras, la cinta mantiene su elogio a la amistad, la lealtad y al amor más allá de la compañía física de estos afectos.

Aunque no se trata de la mejor de las películas de Harry Potter, ésta resulta igualmente entretenida para el público juvenil y sorprendente para aquellos que no se han leído aún el libro.


[Jerónimo José Martín. COPE]

Con su mundo paralelo asolado por la guerra, y sus afectos ya más equilibrados, los jóvenes magos Harry Potter (Daniel Radcliffe), Hermione Granger (Emma Watson) y Ron Weasley (Rupert Grint) prosiguen con su empeño por encontrar y destruir los horrocruxes que les faltan, para poder matar así al malvado Lord Voldemort (Ralph Fiennes), cada vez más ansioso de poder. Mientras tanto, en el mítico Colegio Hogwarts de Magia y Hechicería se ha instalado la magia negra desde que lo dirige Severus Snape (Alan Rickman), el asesino de Albus Dumbledore (Michael Gambon). Todo apunta a que será precisamente allí el duelo final entre Harry Potter y Voldemort.

Tras la cierta decepción de la primera entrega de Harry Potter y las Reliquias de la Muerte, el inglés David Yates (The Tichborne Claimant) dirige con mejor pulso la segunda parte de la versión fílmica de la séptima y última novela de la popular saga literaria, escrita por la también inglesa J.K. Rowling. El primer acierto de Yates ha sido condensar mejor la acción y no dilatarla innecesariamente, lo que se traduce en una mayor agilidad narrativa, sobre todo en la batalla final en Hogwarts, resuelta con unos efectos visuales muy espectaculares. Como en la novela, en el filme sigue dominando un tono más oscuro y sombrío, muy bien subrayado por la fotografía expresionista del portugués Eduardo Serra. Menos elogios merece el epílogo, respetuoso con el tono optimista y familiar de la novela, pero carente de su emotiva nostalgia.

Todos los actores cumplen de nuevo en la piel de sus personajes, cuyos conflictos dramáticos y morales son bien cerrados por el guión, que intenta suplir la menor carga de humor y de sorpresas mágicas con una mayor atención a los personajes secundarios menos habituales, como Luna Lovegood (Evanna Lynch), Minerva McGonagall (Maggie Smith), Dolores Umbridge (Imelda Staunton) y, sobre todo, Neville Longbottom (Matthew Lewis).

Desde luego, no cabe decir que culmine en punta esta popularísima saga fílmica, cuyas cuatro primeras entregas fueron claramente superiores —cada una, dentro de su estilo— a las tres últimas, casi al revés que en la saga literaria. En todo caso, esta película es un digno broche a un fenómeno mundial, que ha influido decisivamente en la literatura y el cine juveniles de las últimas dos décadas, sobre todo como nuevas subcreaciones —que diría Tolkien— o alegorías —que diría C. S. Lewis— sobre las grandezas y miserias que anidan en el alma humana.


¡Debate esta película en nuestros foros!

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Loading...Loading...
Imprimir artículo Imprimir artículo

Etiquetas: ,

Están cerrados tanto los comentarios como los pings.

Comenta en Facebook!

3 comentarios

  1. tge dice:

    aun no la he visto pero no puedo aguatar a verla

  2. […] si bien menos brillantes, de acción trepidante y espectáculo puro fueron Invasión a la Tierra; Harry Potter y las Reliquias de la Muerte – Parte 2; Piratas del Caribe: En Mareas Misteriosas; Capitán América; X-Men: Primera Generación… todas […]

  3. […] que esto es la teoría. En la práctica, ¿a quién no le molesta que la saga cinematográfica de Harry Potter, que ha pasado por las manos de tantos directores, carezca de la intensidad y la emoción que […]