Francisco, el padre Jorge

22/09/2015

Ha llegado a las pantallas de toda España la primera película de ficción sobre la vida de Jorge Bergoglio, un emotivo biopic coproducido entre España y Argentina, y basado en Francisco, vida y revolución, la biografía escrita por la vaticanista Elisabetta Piqué, del diario La Nación, de Buenos Aires.

ESTRENO RECOMENDADO POR CINEMANET

Título Original: Bergoglio, el Papa Francisco
Dirección: Beda Docampo Feijóo
País: Argentina
Año: 2015
Duración: 100 min
Género: Drama. Biográfico.
Guión: Beda Docampo Feijóo, César Gómez Copello (Libro: Elisabetta Pique).
Interpretación: Darío Grandinetti, Leticia Brédice, Carlos Hipólito, Silvia Abascal, Alejandro Awada,Jorge Marrale, Emilio Gavira, Blanca Jara, Alan Ferraro, Leonor Manso, Naia Guz Sanchez
Música: Federico Jusid
Productora: A Coproducción Argentina-España: Benteveo Producciones, Gloriamundi Producciones, Pampa Films, Pentagrama Films
Estreno en España:  18 de septiembre 2015


SINOPSIS

Una joven periodista española investiga el duro y emocionante viaje del jesuita Jorge Mario Bergoglio, tras conocerlo en el cónclave de 2005. A través de los ojos de la periodista nos acercamos más al trabajo y a la labor humanitaria que hace el padre Jorge: su lucha en contra de la prostitución, la dictadura, el trabajo esclavo, la droga y otras muchas actividades que le hacen ser un día de primavera el Papa Francisco.


¡Debate esta película en nuestros foros!


CRÍTICAS

[Juan Orellana. Alfa y Omega]

La virtud de un cuadro impresionista es que a través de un conjunto de breves pinceladas nos ofrece una visión rica y compleja de la realidad. Cuando leí el guión de Francisco, el padre Jorge, tuve miedo de que la película se pudiera quedar en esas pinceladas sueltas y dispares, y que no llegara a componer un cuadro completo, integrado y coherente. Pues bien, a la vista de los resultados es obvio que el miedo era infundado. El inteligente y muy personal director Beda Docampo ha sabido tejer un retrato de Jorge Bergoglio que, a pesar de ser necesariamente incompleto –como cualquier retrato–, sugiere un racimo de claves interesantes e imprescindibles para entender la identidad del Papa Francisco. Un retrato pintado con pinceles de humor, de poesía, de intriga, de drama…, y en ciertos momentos también de melodrama. Sobre todo, es un tapiz construido con mimbres muy humanos.

Francisco, el padre Jorge no es una película de autor, al estilo de Francesco de Liliana Cavani o el Evangelio de Pasolini. Es una película transparente que evita las dobles lecturas o las encriptadas polémicas para expertos. No hay doblez ni en el guión, ni en la puesta en escena, ni en la interpretación de los actores. Es diáfana e inmediata, sin segundas intenciones. Darío Grandinetti, que a priori no recuerda mucho a Jorge Bergoglio físicamente, es creíble de cabo a rabo, y el espectador acaba confiando en su personaje. Por su parte, la periodista que interpreta Silvia Abascal nos representa a todos, con nuestros dramas cotidianos, con las fatigas de cada día, y con el deseo de un cumplimiento bueno de la vida. Entre estos dos polos –el de una mujer que camina sobre la cuerda floja de su anhelo y el de un hombre que vive de la certeza de la fe– se articulan las tramas que van trazando el boceto de un cristiano cabal, nada sofisticado, que llama al pan, pan y al vino, vino, devoto de la Virgen, compañero de camino de los pobres, consolador de los pecadores, poco amigo del poder y debelador de injusticias: el padre Jorge, «el más porteño entre los porteños». El filme no evita mirar las lacras de nuestro presente: el aborto, la droga, la corrupción, la explotación de inmigrantes; incluso es cruel con ese periodismo sabelotodo tan frecuente, e ironiza con las posiciones radicales de cualquier signo.cinemanet|Francisco el padre Jorge

No estamos ante una película ideológica. Se agradece a Beda Docampo la mirada que ofrece sobre Benedicto XVI, y el no sucumbir a los tópicos que se suelen ventilar en las películas sobre la Iglesia. Hay algún detalle suelto que no responde del todo a la realidad de la Iglesia, pero es algo casi anecdótico y no ensombrece los aciertos de la película.

Formalmente la cinta es pulcra, medida, mimada y juega muy bien con el tiempo narrativo, con ese cruce de pasados y presentes de sabor tan contemporáneo. Su puesta en escena es elegante y exprime al máximo sus posibilidades de producción. A muchos esnobs de lecturas de moda les puede parecer poco cool decir que la película «es bonita». Pues lo siento por ellos, porque es una película bonita, es decir, es lo que la mayoría buscamos cuando vamos al cine. Y añadamos que no andamos sobrados de películas así.


[Peio Sánchez. Colaborador de Cinemanet]

Llega a salas la primera película de ficción sobre el papa Francisco. En este caso con la dirección del gallego Beda Docampo que adapta un libro de la vaticanista argentina del diario «La Nación», Elisabetta Piqué, titulado «Francisco, vida y revolución».

Cuenta como una periodista –interpretada por Silvia Abascal– se acerca al cardenal-arzobispo de Buenos Aires- de la mano del actor argentino Darío Gandinetti que trabajó con Almodóvar en “Hable con ella”- durante el cónclave del 2005 con el que entabla una relación de amistad y acompañamiento espiritual. Como periodista sigue las pistas para reconstruir su vida desde la adolescencia, la llamada vocacional, el ingreso en los jesuitas, sus primeros años como sacerdote-educador, el tiempo de la dictadura y su servicio como obispo fijando su atención en su permanente lucha contra la pobreza desde la cercanía a las villas miseria de la gran ciudad. La narración nos lleva hasta la elección como del padre Jorge como papa Francisco.

La película aprovecha la fuerza comunicativa de la figura del papa Francisco para presentar al gran público la parte más desconocida del padre Jorge así sus orígenes, la vocación, los primeros años de sacerdote- educador y su labor como arzobispo de Buenos Aires. El punto de vista no es el de un historiador, sino el aspecto más periodístico, para mostrar la admiración por la persona y la obra del papa.

cinemanet | francisco el padre jorge

El motivo de una periodista y agnóstica como punto de vista para presentar la vida del papa procede del libro que sirve de base argumental pero sintetiza y recuerda a dos personajes de “Las sandalias del pescador” (1968) el locutor de televisión George Faber y su esposa, la doctora Ruth ambos en crisis matrimonial. Se nota, lo que por otra parte es lógico, que el director conoce bien la filmografía sobre vidas de papas en especial las de san Juan XXIII (“El papa de la paz” (2002) Giorgio Capitani y “El santo padre Juan XXIII” (2003) de Ricky Tognazzi) y san Juan Pablo II (la norteamericana (2005) de John Kent Harrison y sobre todo “Karol” (2005-2006) la producción polaca-italiana de Giacomo Battiato). El género tiene como rasgos comunes el tono hagiográfico, la simplificación histórica, la cercanía a los problemas especialmente de los pobres y la proximidad en las distancias cortas para mostrar el sentido cristiano.

En “Franscisco, el padre Jorge” la figura del papa queda resaltada con una buena actuación de Darío Gandinetti, cuya presencia viene en ayuda de algunas insuficiencias del guion. El periodo de adolescencia y juventud resulta poco creíble y artificial pero la entrada en escena de Darío ayuda a crear fuerza dramática a la historia, especialmente en la relación de acompañamiento y ayuda a la periodista con una convincente Silvia AbascalResalta la austeridad, la cercanía y el humor porteño del personaje aunque también una cierta rigidez y un contexto de soledad en la presentación del papa. Los personajes secundarios quedan bastante diluidos lo que desarma la narración al descansar exclusivamente en los dos protagonistas.

Con la inmediatez del personaje histórico y la relevancia de la figura pública resulta muy difícil evitar la caída en simplificaciones. Así la presentación de los cónclaves, ya todo un subgénero en las películas de papas, su pertenencia a la compañía aunque se cita al san Ignacio de los Ejercicios no la vida en comunidad, igualmente la ingenuidad superficial en los aspectos socio-políticos para presentar el tiempo de la dictadura y la etapa de la corrupción política argentina. Sin embargo, resulta acertada a la hora de mostrar su defensa de los perseguidos por la dictadura militar, su cercanía y conocimientos de las villas miseria así como su carácter sencillo, lúcido y decidido.

La factura cinematográfica siendo de bajo coste resulta digna. Quizás en la primera parte, en su deseo de imitar el cine de otros tiempos, baja el listón pero llega a estar a tono con la media del cine televisivo. Los secundarios tienden a ser declamativos al estilo de las telenovelas latinas pero los personajes principales saben estar en la pantalla grande. Todo resulta amable y previsible a la vez que introduce palabras directas del papa Francisco, tomadas de la entrevista de Antonio Spadaro o de la propia Exhortación apostólica Evangelii gaudium.

Resumiendo, una película destinada al consumo de todos los públicos, adecuada para gente sencilla en parroquias y para los centros educativos. Una interesante mirada a los orígenes del papa Francisco que invita a seguir sus palabras y sobre todo sus gestos y opciones.



¡Debate esta película en nuestros foros!


1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Cargando…
Imprimir artículo Imprimir artículo

Etiquetas: , , , , , , , ,

Puedes dejar un comentario o enviar un trackback desde tu propio sitio.

Comenta en Facebook!

2 comentarios

  1. […] también las producciones sobre el papa Francisco entre ellas la estrenada “Francisco, el padre Jorge” (2015) de Beda Docampo Feijóo y la que estar por llegar “Llámame Francisco, el papa de la […]

  2. […] también las producciones sobre el papa Francisco entre ellas la estrenada “Francisco, el padre Jorge” (2015) de Beda Docampo Feijóo y la que estar por llegar “Llámame Francisco, el papa de la […]

Deja un comentario

En cumplimiento de lo establecido en la Ley Orgánica 15/1999 de 13 de diciembre de Protección de Datos de Carácter Personal, le informamos que los datos de carácter personal que se faciliten y utilicen para escribir un comentario en nuestra web, quedarán incorporados en un fichero de titularidad privada cuyo responsable es la Associació CinemaNet, con domicilio en Calle Clot 187 en Barcelona CP: 08027, con la única finalidad de recibir y publicar sus comentarios.