Artículos

La esperanza y los ideales en el cine contemporáneo

Artículo anteriorSiempre a tu lado. Hachiko
Comentarios (11)
  1. pabolec dice:

    Sensacional, Guillermo. Habría que hablar una a una de las películas que comentas, pero coincido contigo en el 99%. Y las que enumeras al final, obligatorias.

  2. gcallejo dice:

    Gracias, pabolec. ¿Y cuál es ese 1% restante? Me encantaría conocerlo.

  3. Muy bueno tu artículo, colega; pues pones el dedo en la llaga…
    Recibe un abrazo de

    Josep Maria Caparrós

  4. pabolec dice:

    Ese 1% es una tontería: simplemente me llamó la atención una cosa. No he visto la película, pero por lo que he leído, me extrañó que calificaras de “inteligente” a Vicky Cristina Barcelona. Vamos, una nimiedad. Saludos!

  5. gcallejo dice:

    Por supuesto, hay opiniones para todos los gustos. De hecho la crítica española no la puso especialmente bien, aunque sí lo hizo la americana. Por ejemplo:

    http://cinelandianoticias.wordpress.com/2008/05/17/excelentes-criticas-para-vicky-cristina-barcelona/

    Te confieso que a mí sí me pareció inteligente: inteligente cómo describe los puntos centrales -y las consecuencias- de un relativismo corrosivo y degradante. La trama es deliberadamente incómoda y sórdida. Johansson no está muy allí, pero Bardem y Cruz, a decir verdad, sí.
    La imagen que da de Barcelona y Oviedo, por otro lado, incurre inevitablemente en estereotipos bastante molestos.
    Lo acertado de Allen, en mi opinión, está en que sabe precisar por dónde falla la sociedad actual, pero lo triste es que nunca nos brinda un sentido último. La conclusión de la película, por desgracia, es algo así como: “Se desataron en Barcelona muchas pasiones, hubo algo que pudo entenderse como amor, pero todo quedó en eso: en un vulgar paréntesis de dos turistas norteamericanas”.
    Gracias por responderme, en cualquier caso. Un abrazo.

  6. Carlos dice:

    Muy bueno el artículo. Ya que ha salido Woody Allen, creo que la mejor etapa de este director fue la de los 80, “Hannah y sus Hermanas” o “Delitos y Faltas” me parecen obras maestras y dan para hablar mucho.

  7. gcallejo dice:

    Pues sí, Carlos, creo que tienes toda la razón. Y no descarto hablar en un futuro sobre esas películas, aunque el verdadero experto sobre eso aquí es José María Caparrós Lera.
    Gracias.

  8. Julio dice:

    Gracias, Guillermo, por el artículo. Me gusta el fondo y hacia dónde apunta, aunque se centre exclusivamente en el cine americano -entiendo que es el que llega e influye- y sea cuestionable el valor de los Óscar o el acierto de Woody Allen con “Vicky Cristina Barcelona”

    Centrándonos en la clave del artículo, pienso que si algo caracteriza al cineasta actual es la voluntad consciente de no dar soluciones por no querer hacer un cine que proclame certezas ni que “adoctrine”. Dices bien al mencionar el relativismo -tan en la esencia de Woody Allen, por otra parte-, y es que en el mejor de los casos el cine actual más honrado plantea preguntas… y es como si no se sintiera autorizado a dar respuestas, a entrar a los matices para no perder espectadores, a complicarse la vida con profundidades antropológicas que no sean seguidas por la taquilla, como si la tolerancia se confundiera con la ausencia de convicciones.

    ¿Qué es el cine o para qué se hace? (como plantea Txema en otro artículo) Esta es la cuestión y el presupuesto básico. Para quienes es un medio para ser mejores haciéndolo o viéndolo -también por medio del descanso y disfrute- es fácil o posible sugerir, con una actitud abierta y de manera sutil, pero me parece que no es el sentir común de la gente del cine. Una visión moral (humana) de una película “espanta”, y un final feliz o al menos esperanzado, por ejemplo, siempre será tildado de “complaciente”, simplemente porque no creen en la capacidad del hombre para rectificar y darle la vuelta al problema o al error, quizá porque la vida arratre al pensamiento… Temas muy interesantes y complicados… Un saludo,

  9. gcallejo dice:

    Julio, muchas gracias a ti por la respuesta. Efectivamente, la cuestión de fondo reside en cómo se entiende el cine: si como medio para mostrar la felicidad y unos ideales concretos, o como como modo de deleite visual. No creo que el primero implique necesariamente adoctrinar, sino simplemente proponer, brindar un paradigma a la audencia para que ésta pueda reflexionar, contrastar y concluir si aquello vale la pena o no. Y Txema, a ese respecto, dice cosas muy valiosas.

    Sí, me centré mucho en las producciones hollywoodienses. Es un tema tan vasto que la única solución que veía era centrarme en largometrajes significativos y reconocibles en general.

    Me gusta mucho lo que mencionas al final: “Un final feliz o al menos esperanzado, por ejemplo, siempre será tildado de “complaciente”, simplemente porque no creen en la capacidad del hombre para rectificar y darle la vuelta al problema o al error, quizá porque la vida arratre al pensamiento…”. Exacto. En último término, lo que está en juego es una visión optimista o negativa de la vida, una fe en que el espíritu trascienda y domine lo corporal y lo limitado de este mundo, o un materialismo acuciante e inevitable al que hemos de sucumbir.

    Gracias de nuevo. Un saludo.

  10. Enrique dice:

    Estoy encantado con este web que acabo de encontrar. Me gusta mucho el cine pro no soporto las peliculas españolas repletas de ideología sectaria y me cuesta encontrar filmes para ir a ver con mi familia algun fin de semana, que tengan valores positivos y den respuesta a las preguntas de todo ser humano.
    Ya he puesta esta web en mis favoritos, os visitaré con frecuencia. Gracias por vuestro trabajo y enhorabuena.

  11. Jorge dice:

    Gracias Enrique, tus palabras nos dan ánimo para seguir trabajando 🙂 Si quieres, puedes apuntarte a nuestro boletín semanal gratuito en http://www.cinemanet.info/boletin

    Feliz año nuevo!

Dejar un comentario.

Your email address will not be published. Required fields are marked *

He leído y acepto el aviso legal.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.