Críticas

Ocho apellidos vascos

Artículo siguienteUna vida en tres días
Comentarios (4)
  1. Nuria dice:

    La película es muy divertida, pero a mi parecer la estropea el hecho de que se vanalicen las relaciones sexuales, transmitiendo que es lo normal llevarse a alguien a la cama sin conocerse. También pasa lo mismo cuando discuten. Los problemas no se solucionan en la cama, se solucionan hablando. Es una comedia y está llevada al extremo, es verdad, pero todas estas escenas le quitan el encanto a la película y me ha decepcionado.

Dejar un comentario.

Your email address will not be published. Required fields are marked *