Diarios de la calle

24/05/2007


Diarios de la calle 

Dirección: Richard LaGravenese.
País:
USA.
Año: 2007.
Duración: 123 min.
Género: Drama.
Interpretación: Hilary Swank (Erin Gruwell), Patrick Dempsey (Scott Casey), Scott Glenn (Steve Gruwell), Imelda Staunton (Margaret Campbell), April Lee Hernandez (Eva), Mario (Andre), Kristin Herrera (Gloria), Jacklyn Ngan (Sindy), Sergio Montalvo (Alejandro), Jason Finn (Marcus), Hunter Parrish (Ben).
Guión: Richard LaGravenese; basado en el libro "The freedom writers diary" de Freedom Writers y Erin Gruwell.
Producción: Stacey Sher, Michael Shamberg y Danny DeVito.
Música: Mark Isham y will.i.am.
Fotografía:
Jim Denault.
Montaje: David Moritz.
Diseño de producción: Laurence Bennett.
Vestuario: Cindy Evans.
Estreno en USA: 5 Enero 2007.
Estreno en España: 11 Mayo 2007.

SINOPSIS

A sus 23 años la idealista Erin Gruwell (Hilary Swank) parece dispuesta a comerse el mundo el día que entra en el instituto Wilson para estrenarse como profesora. Pero su clase lo único que espera es sobrevivir un día más; son un grupo multiétnico de adolescentes de los más variados orígenes. Lo único que parecen tener en común es el odio que se profesan entre sí y la intuición de que el sistema educativo se está limitando a almacenarlos en cualquier lugar antes de que tengan edad para desaparecer. Erin se empeña día tras día en ganarse a sus estudiantes pese a su obstinado rechazo a toda forma de participación en las clases. Sabiendo que cada uno de sus estudiantes tiene una historia que contar, Erin les anima a que escriban un diario con sus pensamientos y experiencias. Los diarios de los chicos pronto dejan de ser deberes de clase y se convierten en un instrumento de afirmación vital; y el contacto con sus estudiantes afecta a Erin mucho más profundamente de lo que ella hubiera podido imaginar.

CRITICAS

Erin Gruwell es una joven blanca, recién licenciada, muy orgullosa de su padre, un liberal que luchó en su época por los derechos civiles. Deseosa de estar a la altura de su padre, consigue trabajo en el conflictivo instituto Wilson, de Long Beach, donde los experimentos de integración racial en las aulas, donde conviven blancos, negros, hispanos y asiáticos, no parecen estar dando los resultados apetecidos. Erin aparece ante todos los que le rodean -la directora del departamento Margaret, los otros profesores, su marido, su padre, sus alumnos- como alguien ingenuo, que en poco tiempo va a descubrir que la vida es dura, que sus buenos deseos no bastan para ayudar. Y si bien es verdad que algo de esto hay, Erin no se rinde, sino que sigue esforzándose por ganarse a sus alumnos. Y a partir de una clase memorable, a partir de la caricatura que un chico ha pintado de otro compañero, empezará la larga ascensión de obtener la confianza de sus alumnos.

 

Richard LaGravenese, guionista y director, se basa en un caso real de experiencia educativa que se plasmó en forma de libro, "Los diarios de los escritores de la libertad". Allí se recogían extractos de los diarios que Erin animó a sus alumnos a llevar, donde plasmaban las difíciles condiciones de familia, pandilleros y violencia, en las que se veían obligados a sobrevivir. El film es muy sugerente, porque subraya con acierto cómo un profesor debe esforzarse por entender a sus alumnos, para de este modo poder darles la educación y enseñanza que necesitan. Cómo logra concienciarles acerca de sus problemas de convivencia presentándoles el horror del holocausto, o el modo en que les aficiona a la lectura, incluso con sacrificios económicos personales que suponen el pluriempleo, tienen fuerza, y llevan a la hermosa escena en que traen al instituto a la mujer que acogió en su casa a la célebre Ana Frank, inspiradora de la pedagogía de Erin de los diarios.
 
La doblemente oscarizada Hilary Swank da el tipo perfecto de mujer idealista y risueña, a la par que testaruda, a la que mueve un noble fin, que no logra conciliar con la atención de su vida matrimonial. En ese sentido el film es honesto, no pinta a una mujer perfecta, y tampoco pretende que los enfoques pedagógicos de Erin sean la solución perfecta y única al problema educativo. Pero sí se subraya, justamente, su sincero empeño por hacer que las cosas cambien a mejor, con logros notables. En el resto del reparto, los demás personajes son secundarios, pero hacen un trabajo notable Patrick Dempsey e Imelda Staunton, a los que toca asumir los antipáticos personajes del marido y la profesora antagonista de Erin, y Scott Glenn, como el padre de la novata profesora. También hacen un gran trabajo los desconocidos jóvenes que interpretan a los alumnos, y que en algunos casos proceden de los mismos ambientes marginales que retrata el film.

[decine21]

Desde el clásico ‘Semilla de Maldad’ hasta la espantosamente soporífera ‘Mentes Peligrosas’, hay una interminable lista de títulos cuyo argumento sigue a un profesor, o profesora, que llega a una escuela para dar clases a un grupo de alumnos problemáticos que no lo han tenido fácil en la vida, pero que las clases podrían ser su válvula de escape, y la posibilidad de dejar huella en este mundo. Películas, la mayoría de ellas, que siguen el mismo patrón sin dejar paso ni a la más mínima originalidad, y encima si están basadas en hechos reales, la cosa suele ser de lo más previsible. Un servidor siempre ha preferido películas que narren hechos totalmente ficticios, aunque ni lo uno ni lo otro sean excusas o razones para hacer una buena o mala película. Curiosamente ‘Diarios de la Calle’ no es buena, pero tampoco (para mi sorpresa) es mala.

Su argumento es lo de siempre. Dos años después de las revueltas de Los Ángeles por el caso de Rodney King, algo que subyace en el ambiente de la película de forma un tanto maniquea, una joven profesora llega a una escuela para hacerse cargo de una serie de alumnos considerados “especiales”. Chavales que apenan tienen 15 años, y en los que nadie confía y a los que ni siquera se les ha concedido una oportunidad. Nuestra Million Dollar Baby favorita cambiará las cosas.

Para todos aquellos que hayáis visto ese engendro titulado ‘Mentes Peligrosas’, en lo que lo único salvable era la preciosa Michelle Pfeiffer (actriz que por cierto, regresa a nuestras carteleras el próximo viernes, junto a esta película, y yo pienso estar ahí para verla), decir que argumentalmente ‘Diarios de la Calle’ no se aparta mucho de aquélla, a pesar del interés y empeño de la propia Hilary Swank, una de las productoras del evento, en alejarse totalmente de ese film, algo que consigue en determinados momentos.

Y es que se nota que detrás de la cámara está un buen guionista, Richard LaGravenese, quien escribió los libretos de films como ‘El Rey Pescador’, ‘Los Puentes de Madison’ o ‘El Hombre que Susurraba a los Caballos’. Como director hace un trabajo simplemente correcto, con una puesta en escena totalmente funcional (qué raro suena eso), sin demasiadas estridencias, pero con unas resoluciones visuales, en algunos instantes, ciertamente interesantes, que desde luego son aciertos de un guión bastante bien preparado, y que consciente de que la historia es totalmente previsible, se permite el lujo de adornarlo con escenas como todas aquellas en las que se visualiza lo que hay escrito en los diarios, nada recargadas, nada forzadas y muy bien montadas.

 

En el trabajo actoral hay de todo, y curiosamente los que más destacan son algunos de los actores que interpretan a alguno de los alumnos, como por ejemplo April Lee Hernandez o el cantante Mario, éste último sorprendiendo muy gratamente con su rol. La Swank podría haberse esforzado un poco más, y es que parece que esta chica sólo está bien cuando tiene posibilidad de ganar un Oscar, o cuando el papel está bien dibujado. Scott Glenn interpreta a su padre, y lo cierto es que está bastante desaprovechado, como lo está Patrick Dempsey, cuyo personaje está puesto en el guión simple y llanamente para ponerle un problema serio a la protagonista, sin dar demasiadas explicaciones por ello. Algo parecido le ocurre a los personajes interpretados por Imelda Staunton y John Benjamin Hinckey, que hacen de dos profesores que no parecen tener la más mínima fe en la educación, resultando bastante falsos y manipuladores.

Lo demás es lo de siempre, todo muy visto ya, a pesar de algunas sorpresas como intentar comparar el Holocausto con las diferencias raciales de hoy día, o alguna escena emotiva bien metida, como la de cierto juego realizado con una línea en el suelo, y que sin pensarlo sirve para que todos se conozcan un poco mejor. Cierto que la película es un poco larga, que es previsible, y que no cuenta nada nuevo bajo el sol, pero por lo menos no trata al espectador como si fuera imbécil, o como algunos profesores tratan a esos alumnos perdidos y sin rumbo, sin poner interés en ellos.

[blogdecine]

Esta película está siendo comentada en nuestros foros. ¡Participa! 

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (2 votes, average: 5,00 out of 5)
Loading ... Loading ...
Imprimir artículo Imprimir artículo
Puedes dejar un comentario o enviar un trackback desde tu propio sitio.

6 comentarios

  1. Jose dice:

    Esta peli nos la pusieron en clase, no esta mal,aunque las hay mejores, gracias por esta informacion me vino bien para un trbajo

  2. adri dice:

    esta wapa nos la pusieron en ciudadania

    skate or diE!!!

  3. [...] el tratamiento. Entre los productores de la cinta encontramos a Shamber y Sher (Erin Brockovich, Diarios de la Calle y World Trade Center) y al mismo Harrison Ford, que llevaba tiempo buscando una historia de [...]

  4. alberto dice:

    Esta pelicula me la pusieron a mi en clase de plei me gusto bastante.La verdad para mi una de las mejores peliculas me dio perfecto este blog para hacer un trabajo de clase gracias

  5. bryan carrillo dice:

    una de las mejores peliculas que he visto y nos ayuda a relexionar mucho sobre el potencial q tiene cada persona dentro de si mismo!!!

  6. Newton dice:

    I read this paragraph completely about the comparison of hottest and preceding technologies,
    it’s awesome article.

Deja un comentario