“Cromosoma cinco” o la lucha por una vida más humana

28/05/2014

[Julio R. Chico – Colaborador de CinemaNet]

Hay películas que dejan al espectador noqueado, conmovido, meditativo, que le sacan del posible ajetreo de la vida diaria o le despiertan del sueño de ficción que el cine puede generar. El documental es terreno propicio para ello, al tratar de recoger un trozo de realidad con toda su verdad, y al hacerlo con formas -en teoría- menos manipuladas. Si el tema es eminentemente humano y posee su pequeña dosis dramática, el impacto es sin duda mayor. Y si se trata de hablar de la vida y la muerte, del dolor y la enfermedad, de la herida del sufrimiento o de la ausencia de seres queridos, entonces ese cine nos empuja a pensar en las cosas importantes de la vida, a reorganizar nuestra jerarquía de valores, a apreciar lo que tenemos… Porque es posible que un día nos encontremos en una situación semejante a la que contemplamos.

Testimonios de vida mostrados por el buen cine documental nos hacen a todos un poco mejores, nos sensibilizan ante la realidad limitada de la condición humana, nos ayudan a compadecernos de los que sufren -en el sentido más digno de la palabra- sin sensiblerías. En “Cromosoma cinco”María Ripoll y Lisa Pram nos presentan a una familia que es golpeada por el dolor en una hija que nace con el cromosoma cinco incompleto -lo que se llama síndrome 5P- o maullido de gato-. El desconcierto inicial deja paso a la lucha por enseñar a la pequeña Andrea a comunicarse, a relacionarse, a integrarse. Cosa nada fácil por sus dificultades para hablar, para moverse, para expresarse. Es un caso real que hace fuertes y heroicos a sus padres, necesitados de comprender y aceptar algo que no esperaban, pero también conscientes de que su hija les necesita y de que su presencia trae muchas cosas buenas a la familia.

Las directoras recogen entrevistas a sus padres y a gentes del entorno, graban escenas de la vida familiar y escolar de la pequeña, miran a Andrea intentando que la cámara capte su propia mirada inocente y su bondad natural. El espectador siente que está ante algo grande e importante: la necesidad de querer y ser querido, de aceptar a todos con sus diferencias y limitaciones, de luchar frente a las adversidades de la vida y hacerlo sabiéndose acompañados de la familia. Y eso demuestra que Ripoll y Pram han conseguido su objetivo. Ejemplos similares los hemos encontramos antes en “Las alas de la vida”,“Bicicleta, cuchara, manzana”, “Alexia”, o “Una cierta verdad”. Ahora, “Cromosoma cinco” nos llega como un gran trabajo de cine acabado y como un gran trabajo de vida por hacer. Por su carácter minoritario y alejado de la industria, no es fácil de ver esta película, pero podéis encontrarla a buen precio en internet, en el canal Filmin.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Loading...
Imprimir artículo Imprimir artículo

Etiquetas: , , , , ,

Puedes dejar un comentario o enviar un trackback desde tu propio sitio.

Comenta en Facebook!

Deja un comentario

En cumplimiento de lo establecido en la Ley Orgánica 15/1999 de 13 de diciembre de Protección de Datos de Carácter Personal, le informamos que los datos de carácter personal que se faciliten y utilicen para escribir un comentario en nuestra web, quedarán incorporados en un fichero de titularidad privada cuyo responsable es la Associació CinemaNet, con domicilio en Calle Clot 187 en Barcelona CP: 08027, con la única finalidad de recibir y publicar sus comentarios.