Cars o no Cars: that’s the question

28/06/2011

[Jaume Figa i Vaello - colaborador de CinemaNet]

Publicamos aquí este artículo de opinión de nuestro colaborador Jaume Figa. En él, defiende que Cars es la película más floja que tiene Pixar, y realiza un análisis de las causas de la debilidad del guión centrado en la presencia o ausencia de antagonistas.

Cars pienso que es la película más floja que tiene Pixar. Me gustó: no digo que no. Pero, sin dejar de ser buena -la “puesta en escena” me parece increíble-, pienso que la historia es mucho más débil que las demás y el guión falla. Quizá sea precisamente porque sea un tema tan personal de John Lasseter, que la dirije: pienso que, para hacer un buen guión, a veces es necesario alejarse un poco de la historia para no añadir cosas en ella que son más un estorbo que una ayuda. Supongo que Lasseter si dio cuenta de ello y por eso, al principio iba a dirigir Cars 2 Brad Lewis, no él.

Pero me están sorprendiendo -y mucho- los vídeos que han ido sacando. Tiene pinta de que sí será distinta y mucho más trabajada. ¿Cuál era el problema principal -a mi entender- de la primera? El antagonista. En todas las demás, el “malo” es doble: interior y exterior. En Cars, el exterior es casi inexistente. Veamos:

Toy Story (1995) – Interior: tanto Woody como Buzz tienen que cambiar si quieren volver a casa. Exterior: Sid.

Bichos (1998)- Interior: Flick tendrá que ser capaz de superar esa minusvaloración que tiene de sí mismo. Exterior: Hooper y sus secuaces.

Toy Story 2 (1999) – Interior: aquí son Woody y Jessi (fundamentalmente) los que tendrán que crecer interiormente y volver a apreciar lo que significa ser un juguete. Exterior: Al, el propietario de una tienda de juguetes que los quiere vender para un museo.

Monsters Inc. (2001) – Interior: tanto Mike como Sally tendrán que superar los miedos hacia los niños y ver que se puede “colaborar” con ellos. Exterior: Randall (el gran competidor), Waternoose (el “jefazo” de la empresa)… aquí son muchos más. En esta película podemos ver la gran evolución de las historias: cada vez hay más personajes que cobran protagonismo, igualmente trabajados.

Buscando a Nemo (2003) – Interior: los miedos “paternalistas” de Marlin, el padre. Exterior: el viaje.

Los Increíbles (2004) – Interior: volver a ser una familia realmente de héroes. Exterior: Síndrome.

Ratatouille (2007) – Interior: Rémy – sus ansias de ser un gran cocinero… ¡siendo una rata!; Linguini – está locamente enamorado de Colette y no sabe cómo hacérselo ver sin pifiarla. Exterior: Skinner, Mr. Ego.

Wall-e (2008) – Interior: otra historia de amor. Wall-e no está dispuesto a pasarse otros 700 años solitarios. Exterior: Auto, que ha sido programado por la misma ‘humanidad’.

Up (2009) – Interior: Mr. Fredricksen deberá aceptar la muerte de su mujer y descubrir su nuevo papel hacia Russell; Russell crecerá a través de la aventura, mereciéndose realmente la insignia de “explorador intrépido”. Exterior: Charles Muntz que, en el fondo, es como un doble de lo que podría llegar a ser Mr. Fredricksen si no cambia.

Toy Story 3 (2010) – Interior: los juguetes (especialmente Woody) deberán aceptar que Andy ha crecido. Andy deberá aceptarlo, también. Exterior: Lotso.

¿Qué le ocurría a Cars (2006)? – Interior: la soberbia y engreimiento de Rayo Mc. Queen, que lo superará conociendo la sencillez. Exterior… ecco il problema! Teóricamente es el gran contrincante de las carreras, del que ni en la página de Disney se dice nada. Es un personaje que tiene muy poca fuerza: sólo sale al principio, y al final y… es tan malo, malote, que no crea ningún tipo de simpatía… ni antipatía. Sencillamente, está. Al final, las más de dos horas de metraje se quedan en un viaje interior que, sobre todo -quizá- para los más mayores, se puede hacer un poco más pesado.

Así es como lo veo. ¿Alguien opina distinto? Por eso no espero mucho de Cars 2 y, a la vez, tengo muchas ganas de verla para saber qué es lo que ha hecho, esta vez, John Lasseter.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (1 votes, average: 5,00 out of 5)
Loading ... Loading ...
Imprimir artículo Imprimir artículo
Están cerrados tanto los comentarios como los pings.

Comments Closed

8 comentarios

  1. clucena dice:

    ¿Es necesario que el malo exterior sea más potente que el interior?… Pienso que lo que hace muy interesante a Cars es el gran cambio del personaje, su evolución interior… es uno de los mejores ejemplos que encuentro en el cine de animación de la trama 12 de Ronald Tobías (la transformación)… pienso que estamos demasiado acostumbrados a que siempre halla un malo evidente, un antagonista claro… pero en Cars es muy sutil porque lo fundamental lo marca el propio protagonista… Y sí, Cars 2 puede que sea la más floja… quizás es más una estrategia de merchandising… Y ya sabes lo que dicen, menos en El Padrino, segundas partes nunca fueron buenas…

  2. jaumefv dice:

    Hola, Clucena,
    a tu pregunta, respondería: no, no es necesario. Ahora bien, para que el guión tenga fuerza, si sólo pones un “antagonista interior”, éste tiene que tener, también, mucha fuerza. Si no, se cae en el problema del “aburrimiento”: Cars es muy larga (más de 2 horas) y es fácil desconectar. Digamos que el exterior hace avanzar al interior. Pero si ése no está, el otro flaquea.
    Pienso que en Toy Story está mucho mejor trabajado ya que el “enemigo” interior tiene mucha fuerza y también el exterior que, de hecho, no es sólo Sid sino que también, en parte, lo llegan a ser los otros juguetes y quizá especialmente el Sr. Patata, por su “modus operandi” de crear cizaña y sospecha continua.
    Pero bueno, es lo que a mí me parece. Eso sí: repito que Cars, me gustó. ¡Muchas gracias por tu comentario!

  3. juanluis dice:

    yo creo que lo que dice jaume es que “cars” es la más floja de Pixar, como elemento comparativo. No implica que sea mala, sino que, comparandolas entre ellas, es “la más débil”. Y estoy de acuerdo. A mí me gustó, pero ciertamente, si tengo que elegir las 5 mejores pelis de Pixar, Cars no estará entre ellas… Y las pistas que das acerca de los “enemigos interiores o exteriores” me gustan. Aunque sería magnífico hacer un reportaje más amplio sobre este tema… El proceso evolutivo de Rayo me parece flojito, la relación con los amigos, blanda…¿Donde viene eso de “las trama 12″? supongo que será en algún libro sobre guión, verdad? Me resulta muy interesante eso de la evolución interior. En casi todas las pelis (animación o no), es la parte que más me gusta. “Cars 2″, ya veremos cómo sale…. GRACIAS!

  4. jaumefv dice:

    Juan Luis, el libro lo conozco bastante y me parece muy bueno: “El guión y la trama”, de Ronald B. Tobías. La “trama 12″ es la que habla de la evolución de la película como transformación del protagonista. De hecho, pienso que es una trama muy usada, pero normalmente tiene otra/s de apoyo. Como he estudiado bastante las evoluciones de los personajes de las dos primeras Toy Story, lo desarrollaré en mi blog. Espero ponerme, también con Cars…

  5. Ana María dice:

    Jaume,
    estoy de acuerdo contigo, aunque sólo en parte. Chick, ell villano de Cars, está a la altura del protagonista. Rayo tiene aun problemla de caracterización muy fácil de detectar, si se compara con otros protagonista de Pixar. Si te fijas, todos los perotagonistas de Pixar son multidimensionales y sus motivaciones son SIEMPRE valiosas y convincentes. Lamentablemente, Rayo no es así. De este modo, para cuando llega el primer punto de giro, el espectador no se siente muy preocupado por su viaje y lo que le pueda pasar.

  6. jaumefv dice:

    Tienes razón, Ana María: no me había fijado en este punto, muy interesante. Me da la sensación que “la culpa” la tiene el hecho que, en el fondo, sea el mismo Lasseter el que se haya querido reflejar (él lo ha dicho muchas veces): al final, hablar de uno mismo, siempre es difícil y hacerlo en profundidad, quizá aún más. A ver si lo ha mejorado en Cars 2. ¡Muchas gracias!

  7. Ana María dice:

    Tienes razón, aunque el no firma ninguno de los dos guiones… Además, las posibilidades expresivas de los coches contribuye que la empatía no sea tanta. Un saludo

  8. jaumefv dice:

    Efectivamente, no firma como guionista, pero sí como el artífice de la historia. Es verdad que las posibilidades expresivas de los coches son muy limitadas, pero a mí me parece que eso es, precisamente, una de las cosas más conseguidas: realmente les consiguen dar gran expresión, ¿no te parece? No sé si ya has visto Cars 2 (¿sí?), pero los clips que he visto me parecen espectaculares.