El Havre

04/01/2012

ESTRENO RECOMENDADO POR CINEMANET

Titulo original: Le Havre
Director y guionista: Aki Kaurismäki.
Intérpretes: André Wilms (Marcel Marx), Kati Outinen (Arletty), Blondin Miguel (Idrissa), Jean-Pierre Darrousin (Monet), Elina Salo (Claire), Evelyne Didi (Yvette).
Producción: Aki Kaurismäki para Sputnik, Pyramide Productions y Pandora Film.
Fotografía: Timo Salminen.
Montaje: Timo Linnasalo.
Diseño de producción: Wouter Zoon.
Vestuario: Frédéric Cambier.
Distribuidora: Golem.
Estreno en Finlandia: 9 Septiembre 2011.
Estreno en España: 30 Diciembre 2011.
Países: Finlandia, Francia y Noruega.
Año: 2011.
Duración: 103 min.
Género: Comedia dramática.


SINOPSIS

Marcel Marx, famoso escritor bohemio, se ha exiliado voluntariamente y se ha establecido en la ciudad portuaria de Le Havre (Francia), donde vive satisfecho trabajando como limpiabotas, porque así se siente más cerca de la gente. Tras renunciar a sus ambiciones literarias, su vida se desarrolla sin sobresaltos entre el bar de la esquina, su trabajo y su mujer Arletty; pero, cuando se cruza en su camino un niño negro inmigrante, tendrá que luchar contra los fríos y ciegos mecanismos del Estado, armado únicamente con su optimismo y con la incondicional solidaridad de los vecinos del barrio, para evitar que su protegido caiga en manos de la policía.


¡Debate esta película en nuestros foros!


CRÍTICAS

[Jerónimo José Martín – Cope]

Marcel Marx (André Wilms) es un veterano escritor y bohemio, de buen corazón, optimista e inasequible al desaliento. Hace tiempo que se ha autoexiliado en la ciudad francesa de El Havre, donde ejerce el oficio de limpiabotas. Tras olvidar su sueño de convertirse en un autor famoso, ahora vive felizmente entre su bar preferido, su trabajo y su esposa Arletty (Kati Outinen). Pero un día su camino se cruza con el de Idrissa (Blondin Miguel), un inmigrante menor de edad, llegado ilegalmente del África negra. Arletty cae gravemente enferma, y a Marcel no le queda más remedio que enfrentarse a la maquinaria cruel del Estado policial apelando a la solidaridad de sus vecinos del popular barrio portuario en el que vive.

Cinco años después de finalizar la maravillosa trilogía compuesta por Nubes pasajeras, Un hombre sin pasado y Luces al atardecer, Aki Kaurismäki retorna a lo grande como productor, guionista, director y montador de El Havre. Se trata de una deliciosa tragicomedia neorrealista, a lo Frank Capra, en la que el cineasta finlandés vuelve a mostrar sin complejos su decidido vitalismo, delimitado por su confianza en el cariño matrimonial, la solidaridad comunitaria y la providencia misericordiosa de Dios. Y, entre estas sugerentes coordenadas —todas ellas, concreciones del amor—, desarrolla sus conmovedoras reflexiones sobre la inmigración y la necesidad de instaurar socialmente una cultura de la caridad y la acogida.

Kaurismäki expone todo eso con su habitual estilo minimalista, sobrio pero lleno de colorido, entre naturalista y naïf. Y llena la pantalla de humanidad a través de unas interpretaciones lacónicas, pero dotadas de una increíble capacidad emocional y humorística, y esta vez a cargo de un reparto internacional que dialoga íntegramente en francés. Por eso no sorprende que el filme ganara el Premio FIPRESCI de la prensa internacional en el Festival de Cannes 2011.


[Ramón Ramos. CinemaNet]

El director finlandés Aki Kaurismäki nos sitúa en el norte de Francia, concretamente en la población de Le Havre, para contarnos en tono de fábula una historia sobre un limpiabotas, otrora escritor bohemio, llamado Marcel Marx cuya esposa cae enferma. Mientras ella está ingresada en el hospital se cruza en su camino un niño negro que ha llegado con un grupo de inmigrantes ilegales camino de Londres. El altruista Marcel ayuda al crío a esquivar a la policía y a que pueda cruzar al otro lado del Canal de La Mancha. El tema en cierto modo podría traernos reminiscencias de Un cuento chino: un hombre que accidentalmente se cruza con un extranjero en apuros y lo ayuda incondicionalmente.

La localidad donde transcurre la acción da título a la película y es retratada de una forma muy personal por Kaurismäki. Una especial selección de colores vivos, la estética retro y el uso de la canción adecuada en el momento oportuno, son elementos que el director conjuga hábilmente para componer su particular universo de ciudad fronteriza donde habitan personas sencillas de buen corazón. El amor entre el protagonista y su mujer, así como los lazos de amistad que les unen a sus vecinos, se transmiten al espectador sin estridencias ni artificios, simplemente con unas interpretaciones sobrias y sinceras donde los silencios y las miradas juegan un papel crucial. Todo el elenco de actores está muy bien, pero concretamente el protagonista, André Willms en el papel de Marcel, está sencillamente sublime. No se ve a un actor interpretando, se ve al personaje.

Le Havre es una película sencilla, directa y entrañable, agradable de ver en definitiva, que permite al espectador salir del cine con una sonrisa.


¡Debate esta película en nuestros foros!


1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Loading...Loading...
Imprimir artículo Imprimir artículo

Etiquetas: , , , , , , , , , , , ,

Están cerrados tanto los comentarios como los pings.

Comenta en Facebook!

Los comentarios están cerrados.