Elvis & Nixon

26/08/2016

“Elvis & Nixon” parte de una premisa tan surrealista que pasaría sin problema por el fruto de la imaginación de los guionistas: el rey del rock pide entrevistarse con el presidente de los EEUU para hacerse agente federal de estupefacientes. Sin embargo, esto ocurrió de verdad y la película que lo relata es una comedia fresca y divertida.


 

CinemaNet Elvis & Nixon Kevin Spacey

 

Título Original: Elvis & Nixon
Dirección:  Liza Johnson
País: EEUU
Año: 2016
Duración: 86 min.
Género: Comedia
Interpretación: Michael Shannon,  Kevin Spacey,  Evan Peters,  Ashley Benson,  Alex Pettyfer,  Colin Hanks,  Johnny Knoxville
Guión: Joey Sagal, Hanala Sagal, Cary Elwes
Producción:  Jellyfish Bloom / Autumn Productions / Elevated Films
Música:  Ed Shearmur
Fotografía:  Terry Stacey
Estreno en España: 26 de agosto de 2016


SINOPSIS

Richard Nixon (Kevin Spacey) recibió a Elvis Presley (Michael Shannon) en el Despacho Oval de la Casa Blanca el 21 de diciembre de 1970. ¿El motivo? Al parecer, a Elvis se le metió en la cabeza que quería tener una placa de agente federal para poder luchar contra la drogadicción en su país, y los asesores de Nixon pensaron que no había problema en conceder tal deseo, a cambio de unas fotografías que podrían mejorar la imagen pública del presidente, a quien el Rey del Rock & Roll obsequió con un revólver de coleccionismo.


¡Debate esta película en nuestros foros!


CRÍTICAS

[María Ángeles Almacellas. Colaboradora de CinemaNet]

La insólita pero verídica entrevista entre el Presidente de los Estados Unidos Richard Nixon, y Elvis Presley el 21 de diciembre de 1970, no es todavía hoy muy conocida entre la gente común. Sin embargo, la foto de ese encuentro es una de las más buscadas en los archivos de la Casa Blanca.

Todo sucedió muy rápidamente. El 20 de diciembre de 1970, en pleno vuelo Los Ángeles-Washington, Elvis Presley escribe una carta al presidente Nixon, con la esperanza de que llegará a sus manos y le concederá la entrevista que le solicita. Su extravagante objetivo es que le otorguen una placa de “agente federal autónomo”, para poder luchar por la regeneración moral de su país, al que tanto ama.

CinemaNet Elvis & Nixon Kevin Spacey

El proceso diplomático para conseguir primero que la carta llegue a su destino y luego que Nixon acceda al encuentro es una auténtica locura de risas continuas. Al principio, Nixon no quería de ningún modo recibir al “King” en la Casa Blanca, pero acaba cediendo a las presiones y consiente a regañadientes. Sin embargo después, sentados frente a frente, parece que el irascible político y el excéntrico rey del rock van a estar de acuerdo en muchos de los puntos de los que hablan. Elvis está preocupado por la deriva de la juventud y por los ataques que reciben los Estados Unidos por parte de los comunistas, y pretende infiltrarse en los ambientes de la droga para luchar contra el tráfico de estupefacientes.

La película gira toda ella en torno a ese encuentro en la Casa Blanca. “The King” tenía entonces 35 años y estaba en la cumbre de su gloria. Nixon, de 57 años, estaba debilitado por la guerra de Vietnam y las innumerables manifestaciones que se producían por todas partes. La escena, de una comicidad muy inteligente, es divertidísima. Los vemos hablar muy seriamente del antiamericanismo de John Lennon mientras ambos comen snacks de chocolate como dos niños. La demostración de karate en pleno despacho oval es para morirse de risa.

Kevin Spacey está soberbio como Nixon, mientras que Michael Shannon nos ofrece al auténtico Elvis, a pesar de su falta total de parecido físico. Ambos están totalmente identificados con sus personajes, su forma de hablar, sus gestos, sus posturas. Eso sin hablar de los trajes y accesorios de Elvis, especialmente en le escena en el despacho presidencial, donde aparece rutilante, con un traje espectacular, un enorme cinturón dorado, una gruesa cadena de oro sobre la camisa abierta y una profusión de grandes sortijas en sus dedos.

Evidentemente todo lo que vemos en la pantalla no sucedió exactamente de ese modo en la realidad de ese 21 de diciembre, pero el conjunto sigue con fidelidad la personalidad de Elvis, su iniciativa, y la reacción no menos sorprendente del presidente de la nación más poderosa del mundo. Sin dejar de respetar la verdad histórica, el guion busca el efecto cómico de la confrontación entre un hombre hosco y algo acomplejado por su físico y una estrella en su máximo esplendor. Ambos, cada cual a su modo, en la cima de la fama y el poder.

Se podría hablar de muchas escenas graciosas en el film, pero esto supondría estropear la sorpresa al espectador, y es una película para disfrutarla sin que nadie te la cuente.

Crítica cedida por la Fundación López Quintás



¡Debate esta película en nuestros foros!


1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Loading...
Imprimir artículo Imprimir artículo

Etiquetas: , , , , , , ,

Puedes dejar un comentario o enviar un trackback desde tu propio sitio.

Comenta en Facebook!

Deja un comentario

En cumplimiento de lo establecido en la Ley Orgánica 15/1999 de 13 de diciembre de Protección de Datos de Carácter Personal, le informamos que los datos de carácter personal que se faciliten y utilicen para escribir un comentario en nuestra web, quedarán incorporados en un fichero de titularidad privada cuyo responsable es la Associació CinemaNet, con domicilio en Calle Clot 187 en Barcelona CP: 08027, con la única finalidad de recibir y publicar sus comentarios.