Los Goonies

01/12/2011

PELÍCULA RECOMENDADA POR CINEMANET

Título original: The Goonies
Dirección: Richard Donner .
Intérpretes: Corey Feldman, Sean Astin, Josh Brolin, Martha Plimpton, Joe Pantoliano, Jeff Cohen, Kerri Green, Jonathan Ke Quan, Anne Ramsey, John Matuszak, Robert Davi, Lupe Ontiveros.
Guion: Chris Columbus (Historia: Steven Spielberg).
Música: Dave Grusin.
Fotografía: Nick McLean.
Productora: Amblin Entertainment / Warner Bros. Pictures.
País: USA.
Año: 1985.
Duración: 111 min.
Público: Jóvenes, familiar.
Género: Aventuras, Adolescencia, Comedia juvenil.
Estreno en España: 24 Julio 1985.
Reestreno en España (Cinesa Madrid y Barcelona): 2 Diciembre 2011


SINOPSIS

Mikey es un muchacho de trece años que, junto con su hermano mayor y sus amigos, que se hacen llamar “Los Goonies”, deciden subir a jugar al desván de su casa, donde su padre guarda antigüedades. Allí encuentran el mapa de un tesoro perdido que data de los tiempos de los piratas…


¡Debate esta película en nuestros foros!


CRÍTICAS

[Jaume Figa i Vaello – Colaborador de Cinemanet]

En 1985 no existían “avatares” -aquellos “gigantes vestidos de pitufo”-; ni tampoco Jack Sparrow o paliduchos vampiros horteras que a un gesto de sus ojos son capaces de provocar el desmayo de toda una sala llena de espectadoras. En los 80 existían otro tipo de películas. No tenían grandes efectos especiales, pero uno disfrutaba con ellas.

Gremlins (1984), Regreso al Futuro (1989), Willow (1988), El chip Prodigioso (1987), Karate Kid (1984), Juegos de Guerra (1983), Indiana Jones (1981 y 1984), Rain Man (1988), E.T. (1982), Cinema Paradiso (1988), dos Star Wars (1980, 1983), Amadeus (1983) y un largo etcétera. Algunas -muchas- se convirtieron en míticas. Otras, simplemente pasaron a formar parte de la historia del cine… Acaso no sea casualidad que de vez en cuando alguien regrese a esa época. Spielberg la debe añorar mucho -en unas cuantas de las que he nombrado estaba directa o indirectamente implicado-, y por eso Super 8, de la que ya hablé y decía que se convertía en una nueva película nostálgica; y por eso, también -y porque me lo pidió alguien a quien se lo agradezco-, decidí volver a ver The Goonies: quería recordar los buenos momentos pasados. Volver a oír aquél “¡chocolatina!” y pasar las aventuras de un grupo de chicos en busca de un tesoro escondido y vigilado por un pirata muerto hace años… De hecho, sería un tesoro que les vendría de perilla a alguno de ellos porque su familia va a ser desalojada porque un ricachón va a tirar la casa para hacer un campo de golf cerca del mar.

Me senté, la vi y disfruté. Simplemente. Empieza como si fuera un drama carcelario, aunque rápidamente te das cuenta que es más bien una comedia algo surrealista -por la familia de bandidos “los Fratelli”- y mucho de aventuras. Inmediatamente, en unos pocos minutos que suenan a “gloria cinematográfica”, el guión de Chris Columbus nos presenta a nuestros protagonistas mientras vamos siguiendo la persecución policíaca. Hasta que se pierde. En poco tiempo conocemos a Gordi y sus fantasías y ganas de comer; a Dot y sus inventos a menudo inservibles; a Mikey, soñador y al chulo de su hermano mayor; a Bocazas… Son el grupo de Los Goonies que van a desaparecer ya que alguno tendrá que irse a vivir hacia otra parte. A no ser que algo cambie: ¿qué mejor que un mapa del tesoro de Willy el Tuerto?

Es una historia de adolescentes. Con las cosas propias de los niños y los adolescentes. Con algunas soeces -simpática la “traducción” al italiano de Bocazas-, pero con mucho de familiar. Sólo la familia es lo que realmente une a los amigos. ¿Cómo se puede ser amigo, sino, de alguien tan feo como Sloth? ¿Y el dinero? Cuando uno no tiene más que esa preocupación en la cabeza, acaba mal: hay algo mayor que un tesoro en oro… y si, por casualidad, algo te puede ayudar: ¡perfecto! Porque las películas de aventuras de esos años no pueden acabar mal. Hay lágrimas -puede haberlas-, pero de alegría.

Como en Willow, nadie busca una gran película. Los Goonies es una de esas míticas de las que hablaba. Es para pasar un buen rato. En familia, si puede ser. Como emula J.J. Abrams en Super 8. Y soñanado aventuras que a más de uno le hubiera gustado tener: ¿quién no se ha hecho, nunca, un “mapa del tesoro”? Yo sí. Quizá me toque, ahora, ver las otras: aunque no creo que tenga tiempo.


[Ramón Ramos.  Cinemanet]

Buscando en el desván de los recuerdos

Un grupo de niños y adolescentes encuentran, en el desván de uno de ellos, el mapa de un tesoro y, claro está, se ponen en marcha para ir a buscarlo. Estos chicos son Los Goonies (1985) y la gran aventura que corrieron se ha convertido en todo un referente dentro del cine comercial familiar y una película de culto representativa del Hollywood ochentero.

La película fue una producción de Steven Spielberg dirigida por Richard Donner, que ya en aquel momento tenía en su haber la dirección de títulos relevantes como Superman ó La profecía. En el reparto de jóvenes promesas encontramos a Ke Huy Quan, que en aquel momento era un rostro conocido por haber participado un año antes en Indiana Jones y el templo maldito. Protagoniza Sean Astin en sus inicios, hoy conocido como Sam, el leal amigo de Frodo en la saga de El Señor de los Anillos. Un adolescente Josh Brolin, al que vimos hace poco como tiburón financiero en Wall Street: El dinero nunca duerme, era el hermano mayor del protagonista. Completan el reparto Corey Feldman, Kerri Green, Martha Plimpton y Jeff Cohen, que posteriormente desarrollaron sus respectivas carreras ocasionalmente en el cine pero principalmente en televisión.

La cinta tiene de todo: aventuras, humor, acción y un elenco de actores juveniles entre los cuales hay buena química. Todo ello servido en un tono fresco, desenfadado, propio de un trabajo hecho con ilusión y con vocación de entretener sin complejos para dejar un buen sabor de boca al salir del cine. En definitiva se trata de un film que transmite energía positiva, y para ello cuenta como bazas principales con unos diálogos ágiles y un ritmo narrativo fluido, además de una correcta partitura musical de Dave Grusin. También gozó de cierta repercusión la canción The Goonies R’ good enough de la popular cantante Cyndi Lauper, que aparece en la película cantando este tema en la televisión que hay encendida en el salón de los protagonistas.

Este año se ha hablado bastante de esta película a raíz del estreno de Super 8, producida nuevamente por Spielberg, que supone un nostálgico revival de aquel cine de los 80 que hizo soñar a varias generaciones.”


¡Debate esta película en nuestros foros!


1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (2 votes, average: 4,50 out of 5)
Loading...Loading...
Imprimir artículo Imprimir artículo

Etiquetas: , ,

Están cerrados tanto los comentarios como los pings.

Comenta en Facebook!

2 comentarios

  1. Camisetas dice:

    Esta película también es una de mis peliculas de los ochenta favorita!

    Me han gustado vuestros análisis y el sitio también.
    Está muy bien montado y me pasaré más por aquí…

  2. juanluis dice:

    Bienvenido, Camisestas! Y gracias por visitarnos! Anímate a meterte en el foro y a comentar las peliculas que te gusten!
    Saludos!